10 tipos de inventarios para almacenes

Una de las partes fundamentales de la cadena de suministro es la correcta gestión de los inventarios, por eso tenemos la capacidad de gestionar las mercancías, sus flujos, conocer sus estados, ubicaciones en el almacén y finalmente responder de forma satisfactoria las demandas de los clientes poniendo en su domicilio o almacén el producto en forma y fecha acordada.

No podemos olvidar y puede que seamos reiterativos, que una correcta gestión del inventario tiene un impacto directo sobre los costes empresariales, sea por el material inmovilizado, por las perdidas de mercancía como por ineficiencias operacionales.

Dependiendo y de acuerdo con las funciones y las necesidades que puede tener una empresa existe una variedad muy amplia de hacer un inventario de almacén:

Inventario continuado: Podemos también llamar «inventario por secciones» ya que es un tipo de inventario de existencias en el almacén por medio de un control de registro detallado de las unidades físicas. Le llamamos continuado porque es un inventario que no termina temporalmente (se hace todos los días del año), pero es por secciones, es decir, se controla cada día una sección del almacén y se ajustan las cantidades con la información que tenemos en nuestro SGA con las unidades físicas. Este sistema de control es el mas recomendado porque al ser un sistema perpetuo, ofrece un control de registro actualizado de forma constante.

Inventario total: Es un tipo de inventario donde se controla la totalidad del material que tenemos en el almacén de forma física con lo que tenemos reflejado en el sistema. Para ello se debe de detener la actividad del almacén y destinar el tiempo necesario al control sin que tengamos entradas ni salidas. Normalmente este tipo de inventario puede hacerse en almacenes logísticos o industriales a final de año, en unos días donde no hay actividad.

Inventario total fraccionado: Es igual que el inventario total solo que en lugar de hacerlo una vez al año se hace varias veces al año. El motivo principal es que la actividad no puede detenerse para hacer el inventario y tampoco tenemos los recursos necesarios para hacer un control de inventario continuado.

Inventario Físico: Es un tipo de control destinado al producto y no tanto al control de unidades. Mediante este inventario se controla que las medidas y unidades que el cliente nos esta diciendo que tiene cada uno de sus productos, realmente es así. Podemos encontrar con este inventario que un producto cambia de envase y por ello tiene por ejemplo una mayor ocupación, por lo que si no lo detectamos estamos teniendo una merma de espacio y dinero.

Inventario aleatorio: Es otra variable del inventario continuado, solo que al no disponer de tanto tiempo para hacer un control diario, lo hacemos mas espaciado en el tiempo (semanalmente o una vez al mes por ejemplo). La segunda diferencia con el inventario continuado es que en el aleatorio no controlamos una sección sino que tomamos una zona de forma aleatoria (un pasillo, una fila de estanterias etc). Este control nos dice si lo que refleja nuestro SGA efectivamente esta situado en el almacén.

Inventario de materia prima: Como bien dice su nombre, si tenemos un almacén donde entra materia prima, el control de inventario sobre el mismo nos dice si en la fabricación nos entregan correctamente el pedido. Por ejemplo en un almacén logístico de ecommerce estaríamos hablando del inventario sobre el material de embalaje y también sobre los envases.

Inventarios de seguridad mínima: Cuando tenemos el peligro de una rotura de stock por ejemplo, se debe de hacer un inventario físico de los mínimos de ese producto, a fin de contrastar la información del SGA con la realidad y prevenir la rotura de stock sabiendo las unidades disponibles realmente.

Inventarios de seguridad máxima: Si hemos detectado una falta de espacio en nuestro almacén logístico, tenemos que controlar el máximo de producto disponible de aquellas mercancías que mas espacio ocupan. Para eso diariamente se tiene que hacer un control de inventario de ese producto detectando si están o no en el límite máximo.

Inventario de Anticipación: Si tenemos un peack season muy delimitado como puede ser el Black Friday en ecommerce, el inventario de anticipación almacena las horas/trabajo de los operarios y las horas/utilización de la maquinaria.

Inventarios solapados: Cuando gestionamos mas de una unidad de almacén en distintos lugares pero compartimos la misma familia de producto en todos o parte de los almacenes que tenemos, el control de inventario de ese producto tiene que ser por almacén y unidades, solapando al final el total.

El inventario para el cliente

Puede parecer que el control del inventario del almacén en el caso de los operadores logísticos es una cosa únicamente que les concierne a ellos, pero mas lejos de la realidad, el principal interesado es el cliente propietario de la mercancía que tiene contratado los servicios de la empresa logística.

En el caso de las empresas industriales pasa tres cuartos de lo mismo, se tiende a pensar que el almacén es una unidad «distinta» de la empresa, cuando es uno de los pulmones mas importantes para que la actividad pueda continuar de forma normal.

Sea como fuere, tanto el cliente externo como el interno deben de tener una implicación total en la gestión del inventario, estamos hablando de dinero al fin y al cabo, un stock descontrolado es una rendija por la cual se escapa dinero. No saber que tenemos en el almacén, además de peligroso porque podemos dejar a clientes sin su producto (perdidas de ventas), nos puede suponer también una perdida económica por productos caducados, fuera de temporada etc.

Por eso, como cliente la gestión actualizada del inventario debe de ser una exigencia; en la actualidad las formas de comunicación ya existen, cualquier operador logísticos que se precie tiene un sistema de comunicación del stock almacenado por medios digitales tanto online como ontime. Pero en este caso no es la comunicación lo mas importante, sino determinar QUE tipo de inventario necesitamos (el mas adaptado a nuestro negocio) además de necesitar saber CUANDO y COMO se nos tiene que presentar esa información a fin de que pueda ser gestionada internamente.

Artículo propiedad de Carlos Zubialde

contacto@informacionlogistica.com