¿Afectará el problema laboral al servicio en Amazon?

Parece inevitable tener que volver otra vez a tener al gigante estadounidense Amazon por mi blog, pero las noticias que se están difundiendo por el conflicto que tiene con sus empleados en la mega plataforma logística de San Fernando de Henares (Madrid), ponen en seria duda la gestión de personal  así como las condiciones de sus empleados.

Este conflicto puede suponer un serio contratiempo para Amazon y sus planes de expansión, ya que la plataforma de San Fernando de Henares es la que mayor volumen de compras gestiona, y en consecuencia, el que mayor volumen de envíos genera. Esta situación se suma a los crecientes problemas de distribución que Amazon esta teniendo en España, hace que esta sea su primera crisis en España.

La importancia de la plataforma de San Fernando de Henares

La importancia de esta plataforma logística es vital para Amazon España; fue la primera que instaló y es donde se concentra una gran parte de su actividad de almacenaje, que da soporte a las ventas realizadas por la web. Los trabajadores de esta plataforma tenían unas condiciones laborales distintas a las que tienen el resto de empleados de Amazon en las otras plataformas logísticas de España, y que se aperturaron con posterioridad.

También hay que señalar que de todas las plataformas logísticas de Amazon, solo tienen representación sindical la de San Fernando de Henares y otra situada en Castellbisbal (Barcelona), pero la diferencia entre la primera y la segunda se sitúa en el convenio que tienen. Amazon quiere aplicar en la plataforma de San Fernando de Henares el convenio de Transporte y Logística de la provincia de Madrid, sustancialmente peor que el convenio que tenían firmado y que vence ahora.

La presión que Amazon esta realizando en el mercado se traduce según parece también en su estructura logística; de los 1850 empleados de San Fernando de Henares, 1050 son empleados de plantilla y los 800 restantes pertenecen a distintas Empresas de trabajo Temporal (ETT).

Imagen relacionada

Esclavos de sus propia política de rapidez

En los últimos años Amazon ha sacado un servicio tras otro, cada uno mas rápido que el anterior, con una clara vocación de ser líder en el mercado de las ventas on line, y claro esta, anular a cualquier otro competidor. El lanzamiento del servicio Amazon Prime now revoluciono las entregas sobre todo en las grandes ciudades con un servicio de entrega en menos de 2 horas desde el momento de realizar la compra on line en su web.

Esta dura carrera por los minutos incremento mas todavía la carga de trabajo de los centros logísticos, si hay que servir la compra en menos de dos horas, la presión por el tiempo en el centro logístico aumenta exponencialmente, y para hacer frente a esa nueva demanda con un recorrido temporal tan corto solo hay 2 caminos: la automatización de las operaciones o aumentar y agilizar la carga de trabajo al operario.

En este caso queda claro que Amazon no apuesta por la mecanización completa, sino por cargar al operario mas trabajo para ser realizado en menos tiempo. Demostrativo de esto fue la noticia sobre una pulsera de “control” de operarios que Amazon ha querido implantar a sus empleados, con el objetivo de controlar al máximo y que no se pierda tiempo. Parece que las maquinas cuestan mas dinero que las personas en este caso….

Resultado de imagen de plataforma prime now

Y esto añadido al problema de repartir sus paquetes

Y todo esto pasa cuando Amazon esta pasando digamos un momento complejo con la distribución de sus paquetes, así paso en las anteriores navidades, con serios problemas de distribución

Además de las navidades y picos de trabajo o ventas como el Black Friday, Amazon ha tenido un año con una relación muy difícil con las empresas de paquetería en España. Ya he detallado en mas de un post las posiciones de empresas como SEUR o MRW, que han limitado el volumen de envíos de Amazon a transportar, o de poner un escalado, cuantos mas paquetes, mas caro le sale la distribución al gigante estadounidense,

El único camino posible que les ha quedado es crear Amazon Logistics, y lanzar su servicio Amazon Flex, consistente en distribuir ellos directamente su mercancía desde distintas plataformas logísticas regionales. Pero claro, esta distribución esta resultando de un servicio mas bajo del que les estaban ofreciendo las empresas de paquería, ¿será porque buscan repartidores no profesionales?

Conclusiones

Parece que el mercado español no es lo que Amazon esperaba, donde además otros actores “locales” le están dando una fuerte réplica en su propio terreno como son El Corte Ingles o el grupo Inditex, sin mencionar la amenaza que supone Mercadona con el próximo lanzamiento de su web.

En los años mas duros de la crisis, cuando las empresas de transporte necesitaban envíos y paquetes para poder mantener sus estructuras, los envíos de Amazon eran como una bendición caída del cielo; en el año 2018 el panorama ha cambiado, hay otros actores mas en el comercio electrónico con grandes volúmenes de envíos, y lo mas importante, mejor pagados. En consecuencia, los envíos de Amazon ya no son tan atractivos, tienen menos “novias” dispuestas a trabajar con una exigencia muy alta de servicio y con un precio muy muy ajustado.

Lo que esta claro es que si tienes que preparar mas paquetes, o aumentas el personal o rebajas el número de paquetes a preparar, pero ambas cosas no creo que sean contempladas por Amazon.

¿Que pasará cuando los clientes no reciban sus compras? ¿Les devolverán el dinero como cuando no cumplen el servicio?

Artículo propiedad de Carlos Zubialde

contacto@informacionlogistica.com

 

Carlos

Experto en todo lo que tenga que ver con el transporte, la logística y el ecommerce.