Cambio en las devoluciones de Amazon ¿Buscando mas ingresos?

Otro nuevo cambio que esta ya provocando quejas y revuelo, Amazon acaba de anunciar mediante email a sus clientes en USA un cambio en la política de devoluciones de los envíos para las empresas que venden por medio de su plataforma y que llevan a cabo su propia logística de entrega. El cambio es muy sencillo, todos los clientes de Amazon USA a partir del 2 de octubre tendrán autorización automática para la devolución de su compra, en iguales condiciones que ocurre con las compras que envía la propia Amazon ( de los envíos de clientes a los cuales si realiza la logística Amazon)

Este “simple” cambio quiere decir que el cliente que recibe el envío, puede sin tener ningún tipo de contacto con el vendedor realizar la devolución de la compra de forma tan sencilla como imprimir una etiqueta de devolución en la página de Amazon, gestionar la recogida y listo. El gran cambio radica que a partir de Octubre, los clientes de Amazon podrán devolver su compra independientemente de quien sea el vendedor o quien sea el transportista efectivo del mismo (empresa contratada por Amazon o contratada directamente por el vendedor)

Como es habitual ante los cambios que Amazon presenta, los defensores y detractores sale inmediatamente para presentar sus argumentos, vamos con algunos de ellos:

Defensores

Los mas firmes defensores dicen que si la compañía líder en el comercio electrónico hace este movimiento, tiene consecuencias inmediatas en el mercado: todos terminaran imitando su cambio.

De igual forma defienden la soberanía de una compañía privada por cambiar las condiciones y con el objetivo de ofrecer un servicio sin excepciones y de alta calidad. Entienden y defienden que Amazon intente tener el control absoluto sobre TODAS las operaciones de venta que se hacen bajo su paraguas, y si esto hace necesario cambiar las condiciones de las empresas que solo utilizan Amazon como escaparate de venta, pues se hace sin tratamientos diferenciados para nadie.

Entienden que esto impone una presión para las empresas que solo venden por Amazon, que en su mayoría son pymes, pero defienden que estos cambios son una mejora clara para el cliente, y el cliente esta por encima de todo.

Además dicen que estas nuevas condiciones permiten a los vendedores reducir el tiempo y los costes asociados con las devoluciones (ellos ya se encargan de que el destinatario lo haga por medio de la web de Amazon), y a la vez proporcionan a los clientes una experiencia sencilla y eficiente”. Según Amazon, cuando un cliente sabe que el proceso de devolución de un producto es fácil, es más propenso a comprarle a ese vendedor.  Esto es lo que hay, si quieres bien y sino….. también

Imagen relacionada

Detractores

Esta claro que los primeros detractores han sido las empresas afectadas, dicen ver en poco tiempo tienen un nuevo frente abierto que antes no tenían. Discrepan abiertamente de que este sistema les proporcione y permita reducir los tiempos y costes asociados a las devoluciones, ya que muchas de ellas ya tienen este “frente” controlado tanto a nivel operacional como económico.

Igualmente critican el “buenismo” de Amazon hacia los clientes; efectivamente el cliente es lo mas importante, pero NO siempre el cliente tiene la razón, y se preguntan si Amazon va a asumir que un comprador nunca mentiría sobre la razón para la devolución de su compra, y por eso no van a pagar por ello.

El coste económico es otro punto importante, todavía no se han desvelado los detalles de los precios y costes de la noticia, pero queda claro que Amazon no correrá con los gastos de las devoluciones, por lo que estos serán cargados al vendedor. Los vendedores tendrán que soportar este nuevo coste sobre sus espaldas, ya saben que sera así si o si, y tendrán que elegir entre adaptarse reduciendo margen, subir el precio de su producto para amortiguar el nuevo coste, abandonar la plataforma de Amazon, y como no, contratar con Amazon la logística directamente.

Conclusiones

Aun siendo un cambio de condiciones que por el momento solo afecta al mercado de USA, esta claro que si funciona, será implantado en el resto de la red de Amazon. Hay que tener en cuenta que los número de Amazon fuera de USA no cubren los costes operativos, y la compañía esta buscando como aumentar los ingresos. Una buena formula es “capturar” todos esos envíos y procedimientos logísticos que hoy día no hacen los vendedores de su plataforma, este cambio en las devoluciones tiene ese camino.

Y por otro lado, ya se escuchan “rumores” que para aumentar sus ingresos, se plantean “abrir” sus servicios logísticos a otros clientes, empresas que solo quieran contratar a la compañía de Jeff Bezos como operador logístico. El tiempo lo dirá……….

Artículo propiedad de Carlos Zubialde

contacto@informacionlogistica.com

Carlos

Experto en todo lo que tenga que ver con el transporte, la logística y el ecommerce.