Skip to main content

¿Es negocio entregar envíos de ecommerce?

¿Cuanto cuesta la entrega de un paquete? No creo equivocarme si afirmo que esta pregunta la hemos escuchado en un sinfín de ocasiones todos los que nos dedicamos a vender transporte, y apostaría que el tono de la pregunta en el todos los casos era de reprobación al entender, nuestro interlocutor, que el precio ofertado “rompía” su presupuesto.

Volviendo a mi anterior articulo titulado “EL PRECIO JUSTO” en el que detallé los procesos y procedimientos que la industria del transporte pone a disposición de sus clientes, me gustaría incidir en el último punto, el más crítico para el cliente y también el menos transparente, la ultima milla.

Como reseñaba en “El precio Justo” en los últimos años la labor de la fuerza de reparto ha cambiado mucho. El descenso de los envíos B2B provocado por la desaceleración en la demanda fruto de la crisis económica, el auge del comercio electrónico que ha inundado las redes de transporte de España de paquetes con destinatarios particulares o B2C han cambiado radicalmente el panorama del transporte urgente, en especial el del los últimos eslabones de la cadena, franquicias y repartidores, que en definitiva son los que mas han visto mermados sus ingresos con entregas unitarias en zonas urbanas, peor pagadas, de bajo peso y con un índice de entrega en primer que en muy pocos casos supera el 70%. A partir de este escenario os propongo una reflexión: ¿Cual es el coste de entrega de un envío B2C?

Hagamos números rápidos, un buen repartidor puede entregar unos 60 paquetes que viene a cobrar 0.90€ cada una, cobrara 54€ por día, que extrapolado a un mes de 20 días son 1080€. Deberá de pagar furgoneta, gasóleo y autónomos, hablamos que unos 700€ al mes, por lo que su salario será de 380€.

La empresa/franquicia encargada del reparto final para tener un repartidor “mileursita” tendrá que complementarle con 620€ al mes, 31€ al día, 0.52€ por paquete.

Bueno, pues ya lo tenemos, ¿Cuánto cuesta entregar un paquete? 1.42€/paquete, esa es la cifra, sin tener en cuenta ningún coste estructural.

Ahora nos vamos al principio de nuestro articulo, si una empresa de transporte en España tiene un coste de entrega de 1.42€/paquete, y cobra por ese trabajo entre 0.70€ y 1.00€/paquete nos queda claro que por cada paquete que reparte tiene una perdida económica, se mire como se mire

El punto crítico es como afrontar el futuro con este punto de partida; queda claro que la presión del precio es el que es, el cliente no esta dispuesto a pagar mas por el servicio, nos quedarían pocas opciones:

1-Reestructurar la fuerza y forma del reparto: posiblemente sea la primera solución que la mayoría ya han aplicado, incidir en el es “sacrificar” servicio…

2-Reestructurar la oferta: el servicio ofrecido con el precio pagado se ve que no están en la misma línea, se debería de trabajar en otras líneas y alternativas para la entrega del paquete.

3-Generar ingresos, aumentarlos, crear nuevas líneas de negocio, nuevas formas de captación de clientes, volver a formarse, ingresar mas euros en la cuenta bancaria para cubrir el diferencial, cada vez mayor entre el ingreso y el coste por entrega B2C.

Si esto continua así, la lucha por concentrar el mayor número posible de envíos de salida, en las delegaciones o franquicias que antes capaciten a su personal para vender, dejará fuera de de la partida al resto. Lamentablemente si nadie trata de evitar esta situación, durante los próximos 4 o 5 años seguiremos viviendo un efecto que muchas marcas tratan de ocultar. El cierre masivo de franquicias. Podríamos asistir a la destrucción de más del 35% del actual tejido empresarial del sector y sus empleos.

Artículo propiedad de: Carlos Zubialde

Puedes ver este y otros artículos en WWW.INFORMACIONLOGISTICA.COM

contacto@informacionlogistica.com

Carlos

Experto en todo lo que tenga que ver con el transporte, la logística y el ecommerce.