La alimentación sigue siendo el sector con menos demanda online

Pasan los años y los esfuerzos de los grandes del sector de la alimentación no tienen un reflejo en las ventas de comercio electrónico, menos de 1 de cada 10 compradores online han realizado alguna compra de la categoría de alimentación.

Todos los expertos siguen indicando el sector de la alimentación como uno de los que mayor posibilidades de progresión y penetración tiene pero sus cifras siguen siendo realmente “contenidas frente a otros sectores que siguen creciendo de forma potente aun siendo mercados muy maduros como pueden ser el retail o los libros.

Los datos de los 3 mosqueteros

Así podemos llamar a las principales 3 empresas que copan la gran mayoría de las ventas online de alimentación en España: Mercadona, Carrefour y Amazon. Entre las tres tienen el 53% de la cuota de mercado, Mercadona tiene el 22%, Carrefour el 17% y Amazon el 14%. EL cuarto y quinto puesto son para El Corte Ingles y DIA, ambos con un 8%, por lo que entre las 5 compañías copan casi 3 de cada 4 compras de alimentación ecommerce en España.

Todos estos datos han sido publicados por la consultora The Cocktail en su estudio titulado “Análisis de la compra online de alimentación en España”, que cruzados con otros estudios y datos nos sigue ofreciendo esa poca penetración en el año 2018 del ecommerce de alimentación en España. El crecimiento de las operaciones de este segmento crecieron un 23.9% el último trimestre frente a otros segmentos con crecimientos superiores aun siendo mercados maduros.

Infografía: ¿Comprar online? Depende del tipo de producto | Statista

Solo el 20% compraría alimentación online

Uno de los principales motivos de las bajas ventas de comercio electrónico de alimentación es que solo el 20% de los internautas se muestras receptivos a realizar una compra de este tipo. Podemos analizar algunas de las causas por las que este tipo de venta no crece tanto como los analistas han indicado:

1-Target geográfico: Uno de los motivos puede ser que el gran grupo de compradores se reduce a residentes de Madrid y Barcelona según este estudio ya que en la suma de ambos supone casi el 55% de las compras de este tipo.

2-Target familiar: los compradores mas habituales son dos grupos muy distintos entre ellos y por motivos muy diferentes. Por un lado están los Millenials, jóvenes nacidos entre 1981 y 1995, casi nativos digitales, preparados y en su mayoría actualmente estudiantes ( el 23% del total de las compras) que compran por comodidad; y por otro lado las familias numerosas ( el 34% del total de las compras), que lo hacen por la falta de tiempo.

3-La desconfianza con la caducidad: posiblemente otro “mito urbano” muy extendido pero que late en la cabeza del posible comprador es la poca caducidad de los artículos comprados, pensando que el supermercado intentará “colarle” productos que el no compraría y que entiende que son de menos calidad.

4-Gastos de envío: Otro clásico cuando hablamos de barreras en el ecommerce, cuestión que toma mas importancia en la compra de alimentación por el volumen que puede tener la compra y lo que puede encarecer sobre el total.

5-Desconfianza en la manipulación: Otro punto importante y que sale como una de las principales reticencias de quien no compra alimentación online es la desconfianza en la correcta manipulación en productos “sensibles” como pueden ser los huevos o productos frescos, así como la desconfianza en el transporte para productos como la fruta o verduras.

Conclusiones

Son ya varios años donde se dice que la alimentación es uno de los sector con mayor recorrido en el comercio electrónico pero los datos siguen siendo inferiores en España frente a otros países. Esta tendencia parece que se mantendrá en el futuro sobre todo por 2 motivos:

1-Compra básica: quien compra alimentación online compra productos “básicos”, excluyendo los que mayor gasto pueden generar ( frescos, huevos, verduras, fruta etc), lo que hace que el ticket medio de compra no aumente.

2-No hay caprichos: Todos hemos caído en la compra de algún “capricho” cuando visitamos una superficie comercial, es lo que se llama “compra impulsiva”. Cuando esto que se da en el mundo offline lo trasladamos al mundo online, desaparece esa compra impulsiva que tantas ventas y beneficios genera a las grandes cadenas, haciendo que ese ticket de compra siga siendo mucho mas ajustado en el entorno online que en el offline.

Artículo propiedad de Carlos Zubialde

contacto@informacionlogistica.com

 

 

 

 

Carlos

Experto en todo lo que tenga que ver con el transporte, la logística y el ecommerce.