www.informacionlogistica.com

La desigual transformación digital del transporte

Los nuevos tiempos requieren de nuevas soluciones. El transporte y la logística no son sectores «desconectados» de la transformación digital, algunos se han sorprendido al descubrirlo.

Si analizamos el transporte y los distintos tipos de transporte podremos encontrar elementos de transformación digital muy importantes, que además se aplican desde hace ya varios años, por eso vamos a intentar ver en que situación se encuentra el sector con respecto a la transformación digital que parece será necesario para operar en el futuro.

Cuello Blanco VS Cuello Azul

En toda empresa de transporte podemos ver la existencia de distintos departamentos; si tomamos como referencia la expresión estadounidense de clasificación de los trabajadores, en el transporte encontraremos trabajadores llamados «de cuello blanco» y de «cuello azul».

La expresión del trabajador de «cuello blanco» se refiere a un profesional que realiza las tareas dentro un ámbito de administración, contabilidad, tráfico o comercial; los de «cuello azul» son los que hacen el trabajo manual, el personal de almacén, de distribución, conductores, repartidores, personal de mantenimiento o talleres.

Esta distinción es muy importante, las empresas de transporte que se dediquen a la intermediación, son transitarios o similares han tenido que adoptar medidas de Teletrabajo como paso a una mayor transformación digital. Por contra las empresas de transporte mas «puras», las que tienen almacenes, red de distribución, flota de reparto etc ya venían haciendo una transición hacia una transformación digital, sobre todo en el área mas operacional.

Operaciones digitalizadas

El área de operaciones es la que mayor transformación digital tiene en cualquiera de los tipos de transporte que miremos.

La mensajería lleva años aplicando cambios y transformaciones digitales, hoy día no sería posible realizar la distribución de los millones de paquetes sin que se hubieran puesto en marcha operativas como:

  • Clasificación automatizada de mercancía mediante códigos de barras
  • Eliminación de albarán de entrega físico
  • Entregas mediante terminales o telefonía con firma digital
  • Optimización de rutas de reparto con app de transportista
  • Optimización de flujos por medio de Big data
  • Geolocalización de flota y mercancía
  • Entregas programadas
  • Pago reembolsos con terminales TPV o similares

La paquetería industrial también lleva años aplicando mejoras digitales como las descritas anteriormente, una empresa de paquetería industrial del siglo XXI no tiene nada que ver con una de los años 90.

Las empresas de transporte de mercancías han aplicado mejoras en el control de su flota, gestores de flotas online que reporta datos no solo de posicionado del camión, sino de la temperatura de isotermo por ejemplo en el caso del transporte de mercancía perecedera. No podemos dejar de pasar la implementación del tacógrafo digital y la entrada paulatina del e-CMR, que elimina el papel aumentando el nivel de seguridad del transporte.

En el transporte marítimo podemos saber la posición exacta de nuestro contenedor, el nombre del barco, situación en el mar, previsión de llegada (día y hora aproximada) etc. Lejos quedaron los tiempos donde uno no sabía ni aproximadamente cuando llegaría su contenedor…

La carga aérea siempre fue un segmento con una digitalización importante, pero a partir del año 2001 y los atentados del 11-S, los niveles de seguridad hicieron que se diera una transformación digital brutal, con una digitalización completa de toda la documentación, con un control documental muy alto.

¿Qué falta?

El verdadero salto de transformación digital que tiene que dar el sector del transporte viene en las áreas de «cuello blanco». Algunas de ellas ya están en un camino digital como pueden ser departamentos de marketing o comercial, pero sobre todo faltan departamentos tan importantes como los de tráfico (operaciones).

La crisis del Covid-19 y el estado de alarma posterior puso sobre la mesa la necesidad de teletrabajar. Las empresas que si habían trabajado planes de contingencia han podido seguir operando con cierta normalidad con un porcentaje muy alto de su personal en situación de teletrabajo, pero otra gran parte de empresas de transporte no han podido activar esta opción, simplemente porque nunca se planteo como una opción.

El futuro viene por un trabajo combinado de presencial y teletrabajo; en este nuevo escenario las empresas que ya tienen la opción de teletrabajo activa tendrán que trabajar en crear flujos de comunicación lo suficientemente fluidos para que todo el personal pueda sentirse arropado, entender que el teletrabajo es una parte mas de esa necesidad de transformarnos digitalmente.

Y las empresas que no lo tengan activo, por mucho que se resistan la realidad tanto del mercado como la realidad social les empujara. Podran resistirse, pero hay elementos y fuerzas que no están a la mano de uno. Y entonces tendrán que empezar a plantearse como hacerlo; solo deseo que no sea tarde….

Artículo propiedad de Carlos Zubialde

contacto@informacionlogistica.com