La logística inversa como elemento de la economía circular

Economía circular, es un concepto con el que estamos empezando a familiarizar sobre todo por su introducción en publicaciones técnicas y medios de comunicación pero, ¿Que es la economía circular? ¿Que tiene que ver la logística con ello? ¿Y la logística inversa?

Hay muchas formas de definir el concepto economía circular pero para hacerlo sencillo diremos que es un rediseño de los sistemas de producción donde se vuelven a reutilizar recursos que inicialmente se pueden considerar como “residuos”. Estos residuos son tratados para que se extraigan y se utilizan otra vez en la producción de nuevos y distintos productos. De esta forma en lugar de desechar todo se reutiliza las partes que son aprovechables lo que hace que el consumo de materias primas sea menor, el consumo de energía sea menor con lo que se logra un menor coste de producción así como una producción medio ambientalmente mucho mas sostenible hasta el punto de que varios estudios cifran en una reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero de hasta un 70%!

Uno de los retos de la economía circular es la reutilización de los residuos, volver a utilizar todo eso que consideramos como “basura” para transformarlo otra vez en materia prima. Los sistemas productivos liberales no tiene previsión de la reutilización de los residuos ( producir-vender-consumir-desechar) por lo que el cambio es muy brusco para la industria, y si lo es para la industria también lo es para la logística.

La logística en la economía circular

La logística esta siempre unida a los procesos productivos por lo que si estos cambian la logística también debe de hacerlo. Las cadenas de suministro mas utilizadas tienen un inicio (búsqueda de la materia prima) con un final (poner el producto en manos del consumidor). En los sistemas de economía circular se requiere un esfuerzo logístico importante sobre todo para poder conectar el fina de la cadena de suministro (los residuos o los rechazos) en el inicio de otra nueva cadena de suministro que permitirá recuperar  ese “residuo o rechazo” y volver a convertirlo en materia prima.

Al importante esfuerzo logístico se le puso el nombre de “logística inversa” , una nueva modalidad dentro de la logística donde prima el proceso de planificación, implantación y control de la información relacionada desde lo que se llama punto de consumo (cliente final) con el punto de origen y cuyo objetivo es recuperar el valor de los materiales físicamente o determinar su eliminación.

¿Y cual es el sector con mayor demanda de logística inversa? Exacto! El comercio electrónico!

 

Logística inversa y ecommerce

Queda claro que las necesidades de la industria y del comercio electrónico son distintos, la primera necesita crear una economía circular para aprovechar los recursos que da el aprovechar la mercancía que supuestamente es “basura” así como el ahorro energético que esto supone.

Por contra el ecommerce precisa “recuperar” los productos que los clientes rechazan de forma rápida y eficaz para poder volver a introducir ese producto en el circuito de venta. Esto hace que la “logística inversa” aplicada al comercio electrónico tenga ciertas necesidades logísticas muy concretar y especificas que son distintas a las que podemos necesitar en otros proyectos logísticos industriales.

Básicamente, existen dos modalidades de logística inversa aplicada al comercio electrónico y según el fin con el que cumplan son los siguientes:

1-Logística de devoluciones: sería la encargada de la gestión de retornos desde el cliente final hasta el punto de origen del producto o del punto designado para el control y gestión de devoluciones. Este tipo de logística esta muy ligada al ecommerce del retail (cambios de tallas etc), complementos etc

2-Logística de residuos: aquí ya entran otro tipo de consideraciones como la recuperación o el tratamiento de deshechos. Este tipo de operaciones están mas ligadas a productos como ordenadores, tablets, telefonía etc.

Para poder afrontar con garantía un proyecto de logística de retorno se deben de tomar muy en consideración el tiempo (dependiendo del tipo de producto este sera mas o menos limitado) y el coste del mismo ya que debemos de tener controlado el coste de impacto de las operaciones de retorno sobre el producto no sea que nos cueste mas la devolución que el propio producto por ejemplo.

Conclusión

Los residuos y las no conformidades en la industria y los rechazos en el comercio electrónico son un mal necesario con el que las empresas deben convivir. La economía circular quiere propiciar una reducción de esos residuos ajustándolos lo máximo posible a las necesidades reales de la producción y de paso implementando nuevos modelos como la logística circular para gestionar y aprovechar al máximo esos residuos.

En el caso de ecommerce la necesidad de contar con una correcta planificación es vital, tener controlados los plazos, los costes así como estudiar la forma que gestionar esos retornos que nos viene por medio de la logística inversa puede suponer además de una mejora sustancial de nuestro servicio una mejora en ratios económicos.

Artículo propiedad de Carlos Zubialde

contacto@informacionlogística.com

 

 

 

Carlos

Experto en todo lo que tenga que ver con el transporte, la logística y el ecommerce.