Trincaje de cargas en contenedores: 7 consejos para una entrega perfecta

El trincaje de cargas de contenedores marítimos puede generar incontables dolores de cabeza a todas las empresas que intervienen en el proceso de carga, transporte y descarga de contenedores.

La importancia del trincaje de mercancías

Un ineficiente trincaje en contenedores supone, además de los daños que se pueden llegar a ocasionar en las mercancías que viajan en su interior, un coste de oportunidad para la empresa receptora, ya que no puede ponerlo en venta o utilizarlo para producir otros bienes.

La legislación internacional de transporte marítimo de mercancías estipula que la empresa naviera se hace responsable de los daños que pueda sufrir la carga durante su traslado si el contenedor está precintado, ya que no se puede comprobar el estado del trincaje en su interior.

Desde Gesica Trincajes y Cargas S.L. empresa especializada en la gestión de cargas y trincaje en contenedores han querido compartir con los lectores del blog www.informacionlogistica.com los consejos básicos para que una mercancía sea transportada con todas las garantias, y que su entrega sea posible entregar en perfecto estado tras viajar cientos o miles de kilómetros en un contenedor.

Resultado de imagen de gesica trincajes

Los 7 consejos para una carga perfecta

  1. Contratar una empresa especializada en la carga, estiba y que asegure la mercancía en el contenedor de la manera más confiable. Los movimientos a bordo del barco suelen ser comunes, sobre todo en mala mar. Por ello se pueden producir aplastamientos y desplazamientos de las mercancías dentro de los contenedores. También influye la ubicación del contenedor en el barco, ya que puede ir más o menos expuesta a las condiciones externas.
  2. Asegurarse que el contenedor se adapta a las condiciones de la carga. Hay mercancías que requieren unas condiciones idóneas para que se mantengan en un estado óptimo como por ejemplo la temperatura, ventilación o humedad.
  3. Llevar a cabo una inspección del contenedor antes de cargar la mercancía. Si este es defectuoso puede poner en riesgo el estado de la carga. Es importante, por ejemplo, asegurarse que el sistema de refrigeración funciona correctamente y no hace lecturas incorrectas.
  4. Preparar el contenedor refrigerándolo hasta conseguir la temperatura requerida para mantener los bienes en las mejores condiciones posibles. Tenemos que tener en cuenta que un contenedor frigorífico no es congelante, solo mantiene una temperatura uniforme.
  5. Asegurarse también de que la empresa de carga de contenedores cumple con las prescripciones de altura de la carga necesarias que permitan la correcta circulación del aire dentro del contenedor frigorífico.
  6. Comprobar si el contenedor es entregado con el precinto intacto, exceptuando cuando debe ser abierto por el control aduanero.
  7. La contratación de una empresa externa que se cerciore de que la cantidad entregada corresponde con la del envío. Es una manera de comprobar que no ha habido ningún robo durante el viaje.

Hacer que un cargamento de bienes perecederos llegue en estado óptimo a su destino puede suponer todo un reto. Con estos 7 consejos, facilitados por Jordi Moré de Gesica, y teniendo en cuenta también que una estiba correcta facilitará el trincaje de la carga, será más fácil conseguirlo.

Resultado de imagen de gesica trincajes

Carlos

Experto en todo lo que tenga que ver con el transporte, la logística y el ecommerce.