Diferencias entre un Sistema de Gestión de Almacén (SGA) y un Sistema de Control de Almacén (SCA)

En este artículo desgranaremos las diferencias entre un Sistema de Gestión de Almacén o SGA y un Sistema de Control de Almacén o SCA y las razones por las cuales los segundos están ganando importancia rápidamente, en una industria cada vez más dinámica y cambiante, en la que los avances tecnológicos deben integrarse sin demora en las empresas para no perder competitividad, en línea con los aspectos de la logística 4.0 resumidos en un artículo anterior.

Un SGA-  WMS o Warehouse Management System en inglés- es una herramienta de software que integra, controla, coordina y optimiza en tiempo real todas las operaciones, funcionalidades y elementos que forman parte de un almacén o centro logístico con el objetivo de mejorar sus procesos, aprovechar el espacio disponible, controlar las existencias y niveles de stock de forma rápida y segura, gestionando las entradas y salidas de material, evitando pérdidas y despilfarros, reportando la información a un sistema de planificación de recursos empresariales o ERP, con el fin último de reducir los costes logísticos y permitir una óptima trazabilidad de la empresa.

 Un SCA -WCS o Warehouse Control System en inglés- es en origen un software de control que permite a los almacenes o centros de distribución controlar todas las operaciones enviadas por el SGA relacionadas con los flujos de actividad y el manejo de inventario y, por lo tanto, hacer funcionar dispositivos como transportadores, transelevadores, de forma automática.

Un SCA originalmente funciona como una capa que conecta directamente con los dispositivos automáticos, actuando como una única interfaz que permite el gobierno de los equipos electromecánicos, y asigna a los dispositivos las tareas que deben realizar, velando por la fluidez y eficacia de cada una, permitiendo entre otras las siguientes operaciones:

  • Crear y optimizar las rutas en las áreas de automatización.
  • Controlar el flujo de trabajo.
  • Gestionar la interacción con los usuarios.
  • Priorizar el manejo de las áreas de automatización.
  • Monitorizar el sistema.

Con frecuencia, los almacenes parcial o totalmente automáticos cuentan con un software SCA integrado en su SGA. De hecho, esta herramienta de control recopila datos y los transmite al software de gestión de almacenes para analizarlos y tener así una visión más precisa del funcionamiento de la organización.

Ejemplos de sistemas o dispositivos automáticos que pueden conectarse a través de un SCA o WCS son:

  • Transelevadores- ASRS o Automatic Storage and Retrieval Systems.
  • Vehículos de guiado automático- AGV o Automated Guided Vehicles.
  • Cintas transportadoras o Conveyors
  • Carruseles
  • Paletizadores
  • Autómatas programables- PLCs o Programable Logic Controllers.
  • Sistemas Goods-to-Person o Goods-to-Picker.
  • Sistemas de Picking por Voz, o Voice Picking.
  • Sistemas de Picking por Luz, o Picking by Light.

Sin embargo con la rápida expansión del desarrollo de aplicaciones, los algoritmos del SCA son cada vez más complejos, con una lógica de toma de decisiones más avanzada,  lo que permite añadirle funcionalidad e inteligencia adicionales al sistema, haciendo posible que su rol inicial de intermediario que enviaba mensajes a las máquinas vaya quedando obsoleto, convirtiéndose en un lugar en el que encontrar oportunidades para exprimir eficiencia del Almacén o Centro de Distribución, a la vez que disminuyen los costes.

El SCA está absorbiendo nuevas funciones del SGA de la misma manera que los teléfonos inteligentes obtuvieron en su día tareas de las PDAs. Hace unos años un teléfono tenia usos muy limitados y una PDA se usaba para tareas más complejas. Pero con la PDA era necesario sincronizar datos en conjunto ya que no proporcionaba integración en tiempo real. Sin embargo, actualmente los teléfonos inteligentes están al alcance de cualquier persona con todas las funciones combinadas de un teléfono convencional y una PDA; y con acceso en tiempo real a los datos y aplicaciones para añadir nuevas funcionalidades donde y cuando se requiera.

En definitiva el SCA es el teléfono inteligente del Almacén o Centro de Distribución.

En resumen, y para finalizar, podemos concluir que un SCA provee de mayor flexibilidad al Almacén que un simple SGA, permitiendo ganar velocidad de picking y de entrega de pedidos, minimizando los errores y proporcionando soluciones mucho más ágiles y dinámicas, a un coste relativamente bajo, para así adaptarse mejor a estos tiempos que nos ha tocado vivir, en lo que la única constante es el cambio.

Artículo propiedad de Eduardo Recondo

Información sobre el autor: Eduardo Recondo es Lean Project Manager de la compañía DXC Technology. Desde su posición de Project Manager en DXC Technology, así como su amplia experiencia en consultoría logística en compañías como Hewlett-Packard nos ofrece una visión 360ª sobre la logística actual. Para saber mas visita su perfil de Linkedin