¿La culpa es del mensajero?

Cada día que pasa uno termina siempre aprendiendo una cosa nueva, sobre todo si esta se relaciona con el transporte, la logística y esa cosa tan de moda como es el comercio electrónico o ecommerce como algunos le llaman.

Tengo la costumbre de “bucear” en internet para leer todo lo que pueda porque como dice el dicho popular, “el saber no ocupa lugar”; leo muchos artículos, muchas reseñas  y siempre se aprendo algo, por mucho que uno crea que tiene un conocimiento fundamentado sobre el transporte, la logística y el ecommerce. Y en esto que uno entre lectura y lectura entre muchas de ellas llega a una publicación cuyo título ya infunde ese tufillo de sensacionalismo al unir Black Friday, transporte y desastre nuclear:

Lo que Amazon Premium te da, ¿las empresas de mensajería te lo quitan?

Resultado de imagen de amazon premium

Uno que tiene el corazón bastante corporativo se pone en guardia porque me huelo que es otro artículo más con una digamos pequeña parcialidad en contra del sector del transporte en España ( anótese si no he sido claro la ironía), conclusión a la que uno llega solo leyendo los 3 primeros párrafos; aguanto y leo hasta el final, y vuelvo a constatar que el autor tiene una digamos muy ligera idea del funcionamiento del sector del transporte urgente en España.

La mayoría de autores de este tipo de artículos desconocen profundamente el funcionamiento del sector de transporte, su forma de trabajo y de distribución, y antes de que alguno me tache de muy corporativista, le quiero recordar que no hace pocos meses yo mismo tuve una esperpéntica experiencia con Amazon y uno de sus principales empresas de transporte, lo deje reflejado en el blog, AQUÍ esta el enlace.

¿Toda la culpa es del transporte?

El transporte es una de las principales bases sobre las que se construye el comercio electrónico, todo lo que se compra en el mundo online tiene que ser transportado, TODO TIENE QUE TRANSPORTADO en el mundo offline.

El transporte y una correcta gestión logística se esta revelando como el verdadero talón de Aquíles deL ecommerce, no solo por lo complejo del proceso de una entrega B2C ( entrega en domicilio particular), sino porque además el sector del transporte desde el inicio de la crisis en el año 2008 ha visto reducido sus ingresos por envío por encima del 30%.

Esta situación que ya mencionaba en un artículo publicado anteriormente con el título de “El precio justo para  un envío de ecommerce” resaltando no solo la bajada de ingresos por precio/envío sino también por el mix de producto ( menos envíos de servicio premium de mayor precio frente a envíos “low cost” ) que me hacen seguir pensando que el foco sobre el sector del transporte dentro del proceso del ecommerce continuara.

Hay además otros dos aspectos que creo deben de ser muy tenidos en cuenta y que significan un pesada carga para el sector transporte en su relación con el ecommerce:

1-La estacionalidad

Como hemos podido ver hace pocas semanas el ecommerce también es estacional, sus picos de trabajo durante periodos concretos como el Black Friday o las navidades hacen que la capacidad para afrontar esos picos cumpliendo con los tiempos de entrega sean difíciles de mantener.

Lo hemos comprobrado y las redes sociales son altavoces de no pocas reclamaciones y quejas a casi todas las compañías de transporte. En un sector donde el sistema de franquicia supone el 90% y a la que se suma una bajada generalizada de ingresos, y con el coste que supone la entrega de envíos B2C, hace que no exista mucho colchón para poder disponer de los medios y recursos necesarios para afrontar con total garantía esos picos de trabajo estacionales, y el resultado de la ultima campaña del BLACK FRIDAY así lo atestigua.

2-El precio

El segundo punto es el precio, esa espada que permanentemente esta sobre el cuello, al cliente se le mantiene informado paso a paso de la evolución de su envío con múltiples formas de contacto, alertas, emails, sms etc; pero no esta dispuesto a pagar mas por un envío más rápido, y eso tiene su lógica. Si comunicamos el estado de su pedido minuto a minuto, y le hacemos todo eso con una entrega en menos de 24 horas, yo de verdad no pagaría mas por un servicio tan bueno, el problema esta en que el servicio que se ofrece dista mucho de su “valor económico real”, y este me parece que será una batalla dura por cambiar.

¿Y con todo esto, hay soluciones?

Resultado de imagen de soluciones

Tal y como esta la situación, la búsqueda de una solución esta siendo tan difícil como la búsqueda del santo grial; mientras compañías como Amazon crecen a 2 dígitos o dicen que para el año 2018 sus envíos supondrán el 50% del total de envíos ecommerce, el sector de transporte trabaja en varios modelos distintos.

La verdad que no tengo claro cual es la solución, pero si esta claro que la actual no es satisfactorio ni para el comercio electrónico, ni para las empresas de transporte, y mucho menos para los usuarios/compradores finales.

Si has llegado hasta aquí, te pediría un ultimo esfuerzo, ¿Cuál es para ti la mejor solución?

Carlos

Experto en todo lo que tenga que ver con el transporte, la logística y el ecommerce.