www.informacionlogistica.com

La nueva tendencia logística: los mini-almacenes urbanos

Cada día que pasa las ventas del comercio electrónico en España siguen creciendo. Ante el importante crecimiento de las ventas online, unido a los cambios operativos que están adecuando las empresas de logística están haciendo nacer nuevos conceptos como son los mini-almacenes urbanos.

Se esta pasando de un modelo “centralizado” a uno descentralizado y mas cercano al cliente final. Otro aspecto que también esta impulsando este tipo de microplataformas logísticas es el coste del metro cuadrado sobre todo en poblaciones y capitales importantes como Madrid o Barcelona. Estos mini-almacenes urbanos son una autentica tendencia en la logística actual y parece que será tendencia en los siguientes años.

Esta tendencia tiene tal calado que esta siendo utilizado como modelo para otros sectores que inicialmente pueden quedar fuera de los circuitos logísticos mas habituales pero que por ello no dejan de ser interesantes las propuestas de servicios de mini-almacenes que podemos observar que empiezan a ofrecerse en España. En Trastering.es, por ejemplo, se ofrecen este tipo de almacenes en la provincia de Barcelona.

Habitualmente ciertos sectores no son “clientes habituales” de un operador logístico sea por su volumen, o por su tipología de mercancía/negocio. Existen empresas que necesitan almacenar con total seguridad de forma diaria herramientas de alto valor por ejemplo, o precisan de un minialmacén de forma temporal para poder reaccionar rápidamente a las variaciones de su mercado, eso si, en un entorno flexible y practico. Podemos también anotar las situaciones de tiendas de distinto tipo, que han destinado una gran parte de su superficie a la venta de sus productos y que necesita un sitio de forma temporal para almacenar cambios de temporada por ejemplo.

Características de un buen minialmacen

Viendo esta situación queda claro que los negocios relacionados con los minialmacenes logísticos urbanos que estén fuera del circuito logísticos habitual son una buena opción como decíamos para sectores no habituales dentro de las carteras de los operadores logísticos.

Un minialmacen como buena herramienta logística permite flexibilizar los costes, hace variable un coste como el almacenaje ya que se aplica únicamente al uso y el tamaño contratado en función de la necesidad.

Estos minialmacenes ofrecen múltiples ventajas para autónomos y pymes: máxima seguridad, acceso directo con vehículo, amplio horario y alquiler flexible. Además, el 100% de los almacenes son en planta baja con acceso directo, lo que resulta muy práctico para un profesional que quiera acceder a su box a diario.

Minialmacenes para el ecommerce

Puede que alguien se pueda sorprender, pero este tipo de minialmacenes logísticos urbanos son perfectos para los negocios de ecommerce que están empezando o arrancando. En los inicios los medios con los que se cuenta con reducidos y los costes muchos. Almacenar la mercancía suele ser uno de los principales problemas, externalizar el servicio es una opción pero muchas veces los costes son tan elevados que el ecommerce no puede asumirlos.

Artículo propiedad de Carlos Zubialde

contacto@informacionlogistica.com