www.informacionlogistica.com

Marketing logístico: llega el valor añadido

Marketing logístico es un concepto cada vez mas utilizado, no tanto como el de la transformación digital, pero no esta tan rezagado. Bajo el concepto se combinan el potencial de la logística y la plataforma comunicativa del marketing con el objetivo de reforzar y diferenciar a las marcas.

Sobre todo desde la llegada del comercio electrónico hemos entendido la vital importancia de la gestión logística así como la gestión de cualquier tipo de transporte como elemento diferencial frente a los competidores. Algunos le llaman la «logistica 4.0», cuestión que ya tratamos en informacionlogistica.com con anterioridad, pero, ¿como unimos las operaciones logística con el marketing?

Sabemos que el marketing son un conjunto de acciones, técnicas y estudios que tienen como objetivo mejorar la comercialización de un producto. Si hablamos de marketing logístico, podemos confundir y pensar que las acciones son para mejorar la venta del propio servicio logístico. Pero en los tiempos de la logística 4.0, ese concepto da un salto para convertirse en las técnicas para la mejora del servicio del cliente final utilizando la logística como palanca.

Todas las acciones del marketing logístico apuntan en la búsqueda de la máxima satisfacción del cliente final, entendiendo que este no es el cliente del operador logístico. En la actualidad el circuito operacional de gestionar el producto, manipularlo en un almacén y transportarlo hasta las manos del consumidor esta asumido que será correcto, por eso las acciones de marketing logístico buscan algo mas, buscan la satisfacción plena del consumidor. La logística es la herramienta mas poderosa para fidelizar clientes, y para perderlo también….

La logística como elemento de diferencia

La importancia de la logística como elemento diferenciador siempre estuvo presente, pero desde la llegada del comercio electrónico la visibilidad de la logística es mucho mayor. Hoy día el único diferencial entre dos productos muy similares es únicamente la gestión logística; ante precios muy similares, características iguales, la diferencia esta en la logística, en la gestión del pedido y como no, en un transporte efectivo y rápido. Esa entrega de última milla determina la experiencia de compra del cliente.

Para poder fijar la importancia de la logística surge el «marketing logístico». Como sabemos el marketing de una empresa fija las expectativas del producto en el cliente, y el servicio logístico como hemos dicho es el encargado de cumplirlos. Hacer visible esa alianza es el objetivo del marketing logístico, sobre todo en los entornos de ecommerce, intentando crear una «seguridad» en todo el proceso.

Al final, el marketing logístico lo que hace es poner en el centro de toda la operativa al «cliente», y para ello se crea una estrategia con un enfoque hacia el cliente de todos los procesos logísticos ligados a la compra. En otras palabras, se explica al cliente que operaciones logísticas se llevan adelante para que el pueda comprar con total garantía, seguridad, rapidez y economía.

Como crear un mensaje de marketing logístico

Llegados a estas alturas, cualquier empresa debería de implementar acciones de marketing logístico como elemento diferenciador, y si se dedican al comercio electrónico, esto debería de ser casi casi «obligatorio». Si no hemos hecho nunca acciones de marketing logístico, lo primero que tenemos que hacer es un trabajo interno entre los encargados de marketing y logística, para buscar esos puntos que nos diferenciaran de los competidores.

Existen algunos puntos básicos en los que se tiene que trabajar para lograr las bases que luego sustentaran nuestra campaña de marketing logístico:

  • Mercado y cliente: necesitamos saber como esta el mercado donde nos movemos, analizar a nuestros competidores, estudiar sus propuestas y como no, saber y comprender todas las necesidades de nuestros clientes.
  • Capacidades y deseos: uno de los errores mas comunes es confundir capacidades con deseos; necesitamos saber la capacidad logística que tenemos (la utilización diaria de un buen KPI es primordial) para luego contrastar con las necesidades de nuestros clientes que hemos detectado en el punto anterior. Hay veces donde nuestro servicio logístico es muy superior a lo que el cliente demanda, con un mayor coste….
  • Mejoras: de igual forma que hacemos en el paso anterior al comparar las necesidades de nuestros clientes con el servicio logístico que ofrecemos, podemos detectar zonas de mejoras que deberíamos de aplicar. Un ejemplo habitual suele ser el mal uso del embalaje por ejemplo.
  • Crear la oferta y nuestras acciones de marketing logístico: una vez hacemos el estudio y calculo de nuestras operaciones logísticas, detectamos los beneficios que nuestra logística ofrece a los clientes e implementamos las mejoras detectadas, es el momento de «crear» la oferta. Tenemos que estructurar una acción de marketing logístico coherente con lo que hacemos, decir que hacemos algo para luego no cumplirlo nos puede pasar una importante factura.

Conclusiones

La gran expansión del ecommerce y una rápida y efectiva respuesta han puesto a la logística en el centro de atención del gran público. Cualquier estrategia comercial futura pasa por potenciar el «marketing logístico», la logística esta pasando a ser la parte mas brillante.

Las empresas sobre todo de ecommerce deberán de diseñar su estrategia tomando como base la logística, entendiendo la misma no como un coste sino como el diferencial en la experiencia de compra del consumidor. Todavía muchas empresas y sobre todo las de comercio electrónico siguen sin entender cual es el papel protagonista de la logística en todo el proceso de compra.

Pensar que solo hablamos de recibir la compra en casa es no entender todo lo que la logística puede aportar a la empresa. La apuesta por el marketing logístico es una apuesta segura.

Artículo propiedad de Carlos Zubialde

contacto@informacionlogistica.com