Peculiaridades de la Logística Farmacéutica

Son muchos los sectores con mercancía «sensibles» que deben de tener un cuidado especial tanto en el transporte como en la logística no solo por la tipología de la mercancía sino porque la legislación aplicable en estos casos le obliga a realizar mayores controles.

Dentro de este tipo de sectores podemos nombrar a toda la industria de la alimentación tanto perecedero como en frío o congelado y la industria farmacéutica sobre la que hablaremos.

Las implicaciones del producto farmacéutico

Por la propia idiosincrasia del producto la logística farmacéutica es relativamente mas compleja que la logística industrial ya que implica que los procesos de almacenamiento y picking exige el manejo de pocas unidades pero de muchas referencias. Además tenemos que sumar que las condiciones medioambientales deben de ser controladas desde aspectos como la temperatura o la esterilidad y limpieza de estas operaciones logísticas.

Debemos de tener en cuenta que todas las operaciones logísticas y de transporte farmacéutico son «criticos» porque los productos estan destinados al consumo humano por lo que el control de toda la cadena logística desde el almacenamiento, preparación de los pedidos, el transporte y la distribución tendrán un control exhaustivo para garantizar que los medicamentos llegaran en perfectas condiciones hasta el consumidor.

Si un fabricante de productos farmacéuticos externaliza sus operaciones logísticas y de transporte exigirá a estos el cumplimiento integro de las legislaciones aplicables poniendo el foco en en la seguridad global de las operaciones, la trazabilidad absoluta del producto así como el control del mantenimiento de la temperatura en todas las operaciones.

Legislación aplicable

En España la legislación aplicable para el transporte y logística de productos farmacéuticos es el Real Decreto 782/2013 que menciona las medidas para la distribución de medicamentos destinados al uso de humanos. Esta ley obliga a las partes implicadas en estas operaciones en disponer un sistema de control y calidad que permita la evaluación continuada para analizar y minimizar los riesgos que pudieran ocasionar un perjuicio al producto transportado (medicamento etc).

Además de la legislación Española a nivel Europa también se exige el cumplimiento de una normativa de fecha 5 de noviembre del 2013 sobre buenas practicas de manufacturado y distribución (Good distribution practices) la cual es un reglamento que persigue la garantía de seguridad y calidad en la distribución de productos farmacéuticos. Regula sobre todo aspectos referidos a los equipamientos e instalaciones logísticas que realizan almacenaje, el control de la documentación, la seguridad, la trazabilidad del producto o el control de temperatura mediante distintos tipos de monitorizaciones.

La importancia del control de temperatura

Un porcentaje elevado de los productos farmacéuticos requieren ser manipulados logísticamente y transportados dentro de un rango de temperatura siendo este rango controlado para que el producto no sufra alteraciones. Es lo que se conoce como transporte de temperatura controlada.

En función del producto el rango de temperatura será distintos, desde los productos que deben de ir a -20ºC (transporte productos congelados) a los medicamentos que necesitan un rango de temperatura entre 2ºC y 8ºC como son las vacunas (transporte en frío) y otros medicamentos mas generales que exigen una temperatura ambiental de hasta 20ºC como máximo y que es conocido como transporte en temperatura ambiente.

Otro aspecto muy importante en estas operaciones es no romper la cadena de frío. No logramos nada si las instalaciones y operaciones logísticas cumplan todos los aspectos de seguridad, trazabilidad y control si una vez salido desde el almacén se rompe ese control.

La rotura de la cadena de frío es el punto mas importante en la distribución y el transporte de medicamentos y productos farmacéuticos por lo que se debe de poner el foco en 2 puntos importantes:

  • El control de la carga y descarga de los productos
  • Adecuación de la flota de transporte y distribución

El control de la carga y descarga pone el foco en las operaciones de salida desde la nave logística así como la descarga desde el vehículo hasta el almacén de destino. La importancia radica en que durante estas operaciones se tiene que controlar que la cadena de frío no se rompe además de realizar todas las operaciones con la seguridad y trazabilidad necesarias.

Control de temperatura en la flota de transporte

En referencia a la flota para el transporte y la distribución, estos tienen que estar preparados para mantener la temperatura y el control en todo momento. En función de la temperatura necesaria existen distintos tipos de vehículos como los frigoríficos, refrigerados e isotermos. La práctica habitual es que se utilicen camiones frigoríficos para el transporte de larga distancia o de grandes dimensiones y furgonetas isotérmicas para la distribución capilar o de última milla.

El control de la temperatura es permanente y muy estricto, tanto que los operadores y empresas de transporte además de disponer el tipo de vehículo con la equipación apropiada tiene que realizar un control y medición de esa temperatura de forma constante. En la actualidad esa información en ontime siendo enviada de forma conjunta con su posición GPS ya que la mayoría de las grandes flotas de transporte refrigerado incluyen el control de sus equipos isotermos.

Para la distribución capilar existen distintos métodos de control. Algunas empresas utilizan sondas de medición de temperatura para comprobar que no existe rotura de la cadena de frío pero también podemos ver otras formulas como las de la empresa Stockare.com que mediante un dispositivo de diminutas dimensiones y conectado online hace llegar información ontime de la temperatura real del producto, de su posición y de otros aspectos como el porcentaje de humedad.

Conclusiones

Hemos tratado desde un punto de vista técnico lo relativo a la logística farmacéutica pero no hemos hablado de la formación del personal siendo esta la parte mas importante. Por muchos medios técnicos y tecnológicos que pongamos solo la formación del personal es el garante de que esas buenas practicas se cumplirán.

La unión entre despliegue técnico y la formación del personal son fundamentales para entender la complejidad de las operaciones logísticas de productos farmacéuticos y medicamentos.

Artículo propiedad de Carlos Zubialde

contacto@informacionlogistica.com