Por qué repartir de noche no es la solución de última milla

Los planteamientos sobre la distribución urbana siguen estando muy de actualidad. Los motivos suelen ser distintos pero la cuestión es que siempre están de plena actualidad.

El aumento de las ventas online debido a la incorporación de nuevos compradores empujados por la crisis del Covid19 esta haciendo que las discusiones sobre la distribución de última milla sean cada vez mas frecuentes. Y como es normal, cuando hablamos de distribución de última milla, hablamos también de la distribución urbana en su conjunto.

La distribución urbana

Una cosa es hablar de «última milla» y otra muy distinta de «distribución urbana». Muchas veces reputadas empresas consultoras mezclan conceptos ofreciendo recetas como si fueran el «santo grial», añadiendo mas confusión que claridad.

Para saber que es la distribución urbana, primero tenemos que saber que es lo que se distribuye, o por lo menos a que conceptos nos estamos refiriendo. Para eso utilizaremos información contrastada como la que suele ofrecer Cesar Garcia Diaz, Chief Operations Officer de Agile Logistics SL. Cesad ademas es Ingeniero Industrial experto en Last Mile Delivery y Operaciones (P&L), así como Mejora Continua (Lean / Agile & Six Sigma), y suele compartir muy frecuentemente sus conocimientos en redes como Linkedin o Twitter, por lo que te recomiendo que le sigas porque seguro que algo nuevo descubriras.

Retomando la lista, son 4 los tipos de cliente que mas influyen en la distribución urbana: clientes de B2B, B2C, HORECA Y FMCG.

  • B2B: Son todos esos envíos de empresa para empresa. Son envíos sobre todo industriales, tanto documentos como paquetería
  • B2C: Son envíos cuyo destinatario no es una empresa sino un particular o consumidor final. En este apartado entran todos los envíos de ecommerce.
  • Horeca: Es un acrónimo de HOteles, REstaurantes y CAfeterías. Como canal de distribución para alimentos es definido como el sector industrial que prepara y sirve comidas y bebidas adquiridos previamente. Aquí englobamos por ejemplo a todos los supermercados y similares.
  • FMCG: Las siglas se refieren a «Fast Moving Consumer Goods». Cuando se habla de FMCG, se hace en referencia a los bienes de consumo de alta rotación, pero no sólo a los de rápida caducidad, también se aplica a los productos de alta demanda de consumo, lo que implica una alta producción y rotación. Los ejemplos mas claros son los productos frescos como los lácteos, frutas, hortalizas etc.

La distribución nocturna

Como es normal, cada uno de estos tipos de clientes necesita un tipo de distribución, pero la distribución nocturna no es compatible en todos los casos.

Si hablamos de B2B, siendo una distribución con destino empresa esta tiene que ser diurna además de tener una fuerte tendencia a que sea por la mañana (entre las 08:00 y 14:00 horas). En el caso del B2B es lógico que si hablamos de entrega a cliente final, será diurna; basta poner un ejemplo de como nos sentaría una llamada a la puerta a las 23:30 horas por parte de un mensajero para entregarnos un paquete….

En los otros dos casos es mas posible pero existen importantes inconvenientes como la preparación de los pedidos, el arrastre de distribución hasta destino. Pero uno de los problemas mas importantes suele ser el ruido, la distribución de Horeca y FMCG se hace con vehículos de gran tonelaje por lo que el ruido en las operaciones de descarga se hace mas evidente en un entorno de silencio como son las ciudades en altas horas de la madrugada.

Otras alternativas para el reparto ecommerce que no sea el reparto nocturno

Nos queda claro que la distribución nocturna no es una solución como tal para el reparto de envíos ecommerce, siempre que estemos hablando de una distribución directa. Otra cuestión es el arrastre de mercancía para que esta sea distribuida finalmente como son las taquillas/lockers, hubs urbanos etc.

En el «universo» locker encontramos las taquillas propias de marcas como Amazon, utilizadas para la distribución de sus mercancías o las «multimarca», que trabajan o dan soporte a distintas empresas de transporte. En este apartado también podemos incluir a los puntos de conveniencia, esas tiendas o negocios donde podemos recoger nuestro pedido sobre todo del ámbito ecommerce. Lo habitual en lockers y drop points es que estén en sitios de gran densidad de población (algunos como Cesar Garcia indican que tiene que ser en una cantidad superior a 20.000 habitantes/km2). Y en España, esa densidad poblacional existe en muy pocas zonas, lo cual añadido a la poca tradición de compra por catalogo hace que las cifras sean todavía muy modestas comparando con otros mercados mas maduros.

Y por último podemos señalar el sistema de Hubs Urbanos + eVehiculos (vehículos eléctricos) para la distribución final. Este modelo esta extendido en China de la mano de compañías logísticas como Cianao o JD Logistics). Entregan decenas de millones de paquetes al día, y en picos como el 618 (5.500 millones de paquetes) los entregan en 10 días con objetivo de bajar a 7 días, lo que da una media de 786 millones de paquetes entregados al día. En Europa y USA con las empresas actuales no es posible implantar este modelo por varios motivos: la densidad poblacional de china es muy alto, y la mano de obra tiene un coste muy inferior por lo que es posible la contratación de cientos y cientos de repartidores.

Conclusiones

Quien ofrezca una sola solución para el problema de la distribución urbana estará «parcheando» únicamente. Además de necesitar una solución «global» consistente en varias lineas como la distribución nocturna+lockers+hubs urbanos etc, no podemos olvidarnos que el gran avance tiene que venir por parte de transformación digital. El big data, la inteligencia artificial o el blockchain tienen que ser herramientas incorporadas para avanzar en la predicción de demanda o en la predicción de entregas en primer intento.

Todo llegará.

Artículo propiedad de Carlos Zubialde

contacto@informacionlogistica.com