¿Tiene el transporte capacidad de distribuir a casa todos los envíos de ecommerce?

En la gestión de envíos de un ecommerce todos saben que muchos de los clientes no van a estar en su domicilio esperando para recibir su envío. Se estima que el 30% de los paquetes de comercio electrónico distribuidos en España no son entregados en primer intento y devueltos a la base de las agencias de transporte. Estamos en un escenario donde además el comprador es cada vez mas exigente son el servicio de envíos para que estos sean mas económicos, flexibles y cómodos.

El crecimiento de los envíos ecommerce esta por encima del 20% anual y actualmente representan cerca de 1.300.000 envíos diarios solo de este tipo de envíos que aumentan hasta por encima de los 2.000.000 de envíos en temporadas como el black friday. Estas compras que en su gran mayoría son retail o accesorios son preferiblemente ser recibidos en el domicilio particular y este sigue siendo el motivo por el cual se mantiene el «cuello de botella» en la distribución.

¿Existe capacidad para distribuir?

Esta es una de esas preguntas que no se suelen hacer pero se comentan mucho en el sector. ¿Tenemos capacidad para distribuir tantos envíos de ecommerce? ¿cual es la capacidad real de distribución?

Las compañías logísticas y de transporte en España han realizado importantes inversiones en innovación, han aprendido mucho del tratamiento distinto de los envíos B2C (ecommerce) de los envíos B2B que históricamente eran mayoría y que no debemos de dejar de tener en cuenta que siguen representando mas del 75% de los ingresos para cualquier empresa de transporte.

Las entregas de comercio electrónico han supuesto un cambio total en los retos que las compañías de transporte deben de afrontar para poder mantener su rentabilidad sin que ello deje de suponer una mejora en la calidad del servicio ofrecido. Esta ecuación que en principio tan sencillo parece esta creando múltiples quebraderos de cabeza y parece que seguirá siendo así.

Pero volviendo a la pregunta que lanzábamos mas arriba debemos de contestar que NO, HOY DÍA NO HAY CAPACIDAD para la distribución domiciliaria de todos los envíos de ecommerce y menos en las actuales condiciones económicas.

 

Los motivos

Sabemos que la entrega es una parte muy importante de la compra online y también sabemos que una entrega incorrecta puede hacernos perder un cliente, de por vida. Según distintos estudios entre el 60% y 70% de los compradores tienen una experiencia positiva en la entrega de su compra online, pero queda mas de un 30% de envíos que son los que generan una mala experiencia de compra.

Las empresas de transporte no tienen capacidad de distribución domiciliaria de 1.300.000 paquetes diarios de ecommerce que se añaden al resto de miles y miles de envíos no ecommerce que gestionan y entregan de forma puntual. Hace unos años no se tenia la visión ni profundidad para saber que volumen real de envíos generaría el comercio electrónico y por ello no se puso ningún tope ni restricción para este tipo de envíos.

Paso lo mismo con el coste, el boom de los envíos de ecommerce fue justo en el de mayor crisis en España entre el año 2008 y 2014 por lo que no fue el transporte quien puso el precio de los envíos sino era el comercio electrónico quien ponía el precio. En el año 2019 esta situación es distinta pero la presión del precio sigue siendo muy fuerte.

Estos son los dos principales motivos (la falta de previsión y el bajo precio) los que hacen que no sea posible hoy día asumir la totalidad de las entregas ecommerce a domicilio, pero, ¿que hacen las empresas de transporte para remediar eta situación?

La mayoría de empresas de transporte trabajan sobre 4 puntos para remediar esta situación:

1-Reducir el número de entregas fallidas (sistemas de pre-alerta de llegada de envío etc)

2-Opmitización de procesos (rutas, movimiento de mercancía escalonada en plataformas etc)

3-Búsqueda alternativa de otros medios de entrega (puntos de conveniencia etc)

4-Mejorar el margen de negocio

Conclusiones

La realidad es que el volumen de envíos de comercio electrónico cada año aumenta en porcentajes de 2 dígitos y que el sector del transporte no tiene capacidad para asumir la totalidad de las entregas domiciliarias. Si sumamos que muchas empresas están recortando la «exposición» de este tipo de envíos en sus redes vemos que el comercio electrónico puede llegar a tener un problema de colapso en poco tiempo.

¿Será ese momento donde aceptarán pagar mas por sus envíos? ¿Será ese momento cuando aceptarán otro tipo de entregas que no sean las domiciliarias?

Artículo propiedad de Carlos Zubialde

[email protected]

 

 

 

 

Carlos

Experto en todo lo que tenga que ver con el transporte, la logística y el ecommerce.