Amazon reinventa los envíos con reembolso: envíos con prepago

Todos sabemos que el cambio es inevitable, incluso en mercados tan maduros como el del transporte y el comercio electrónico todavía podemos encontrar quien le da una vuelta de tuerca y saca un nuevo servicio que puede ayudarle a vender mas llegando a un segmento de personas a las que no llega con su operativa habitual. Es el caso otra vez de Amazon, sabedor que hay personas que no comprarán en su tienda online porque no están dispuestas a asociar su tarjeta de crédito o débito a una cuenta en su ecommerce o porque literalmente no tienen acceso a una tarjeta de crédito, acaba de lanzar un servicio de PREPAGO, le han dado una vuelta de 180 grados al servicio de reembolso.

La idea básica de este nuevo servicio es igual que las tarjetas prepago. Hasta la fecha Amazon no admintía envíos con reembolso, un buen sistema para asegurar el cobro de una venta pero que tiene por otro lado un engorro administrativo muy importante además de un coste en comisiones que por muy bajo que sea no es inferior al 2% de la venta y siempre superior a los gastos bancarios de las ventas con tarjeta de crédito.

Para solucionar este punto el gigante ha lanzado en España un servicio llamado «Amazon Recargas en Tienda». Quien quiera acceder a este servicio tiene que ir a los establecimientos con los que Amazon tiene  realizado este acuerdo como estancos, kioskos y establecimientos de la ONCE (calculan que son en total cerca de 50.000 puntos) y en ese punto solicitar la recarga por la cantidad de dinero que quiera. Una vez tenga la recarga, cuando haga la compra en la web de Amazon, este le pedirá una serie de códigos para poder efectuar la compra contra esa tarjeta de recarga, cerrará el pedido y se lo mandará igual que cualquier otra compra realizada con tarjeta de crédito, fácil y sencillo.

Imagen relacionada

Movimiento para evitar las comisiones

Este movimiento tiene varias lecturas distintas pero no se nos puede escapar que la primera es un «desmarque» que Amazon quiere hacer sobre los bancos. Este servicio supone primero dar al consumidor una forma de poder prescindir de la necesidad de una tarjeta bancaria sea de crédito sea de débito, y segundo supone poder «financiarse» mediante el dinero adelantado por los clientes que se suman en este nuevo servicio, eso si, a coste cero en lugar de tener que hacerlo mediante créditos bancarios u operaciones similares.

Para promocionar el uso de este servicio Amazon lo promueve de forma gratuita,y permite al usuario hacer la recarga en las tiendas asociadas si quiere con tarjeta de crédito o débito. Para un mayor control por el momento el servicio de recarga solo es posible realizar en establecimientos españoles pero no se descarta que en un futuro no muy lejano pueda hacerse en cualquier establecimiento asociado a nivel europeo ya que la moneda que se tiene que utilizar en las recargas es el euro.

Como funciona este nuevo servicio

La idea es tan simple como la de una recarga de prepago de un móvil por ejemplo. El usuario tiene que desplazarse a uno de los múltiples puntos de venta asociados y realizar la recarga mediante un código de barras o teléfono móvil asociado a la cuenta de cliente de Amazon. Una vez efectuada la operación el usuario abona el importe de la recarga que desee y el dinero aparecerá directamente como saldo de cheques regalo en Amazon.es (este servicio por ahora solo es posible utilizar en Amazon.es). Esta operación es inmediata de forma que en pocos segundos desde realizar la recarga se puede hacer ya una compra en la web.

Existen otras opciones con mayores niveles de seguridad como la de adquirir un código PIN (costará algo mas de 10€ dependiendo de las cantidades de las operaciones) o la de recibir de forma directa en nuestro móvil todas las notificaciones de las operaciones realizadas (recargas, compras etc). Lo que no han explicado es si existirá la posibilidad de «regalar» o «prestar» este cheque de recarga a otro usuario de Amazon pero seguro que ya lo han pensado.

¿Supone la muerte del envío con reembolso?

No podemos ser categóricos para decir que el envío con reembolso morirá pero el movimiento con la salida de este nuevo servicio es una amenaza importante para este tipo de envíos. Amazon no ofrecía servicio de reembolso (otra cosa es quien venda por Amazon y si permitan esa modalidad) por lo que no se reducirán este tipo de envíos, pero posiblemente todos los que venden por medio de Amazon les resultará mas fácil unirse a este sistema que seguir gestionando envíos con reembolso, un sistema que genera una carga administrativa importante.

¿Y que tienen que hacer las empresas de transporte?

Lo primero tendrán que ver el alcance real de este nuevo servicio ya que si se extiende puede suponer una merma no solo de envíos sino también una exigencia de los clientes que si utilizan servicios de reembolso para bajar las comisiones que se les cobra por la gestión de cobrar al cliente final el dinero en metálico e ingresarlo en forma y plazo en su cuenta. Las comisiones como hemos dicho no son elevadas, pero si son un ingreso mas para las empresas de transporte, veremos como pelearan por mantener su parcela.

Artículo propiedad de Carlos Zubialde

[email protected]

Carlos

Experto en todo lo que tenga que ver con el transporte, la logística y el ecommerce.