¿Cuanto cuesta la entrega de un paquete ecommerce?

Creo no equivocarme que esta pregunta la hemos escuchado en un sinfín de ocasiones los que profesionalmente nos dedicamos al transporte, y apostaría que el tono de la pregunta en el 90% de los casos era de reprobación por parte de nuestro interlocutor entendiendo que el precio ofertado “rompía” su presupuesto.

En el articulo titulado “CUAL ES EL PRECIO JUSTO DE UN ENVIO ECOMMERCE” quise detallar los procesos y procedimientos que la industria del transporte pone a disposición de sus clientes, y me detendré en el último punto, el más crítico para el cliente, y el que menos controla, la ultima milla o entrega al destinatario.

Como detallaba en los últimos años la labor de la fuerza de reparto ha cambiado mucho, el comercio electrónico ha inundado las redes de transporte de España de paquetes con destinatarios particulares, el famoso B2C, entregas unitarias, en centros urbanos y con un índice de no entrega en primer intento muy por encima del 30%.

Con estos datos, intentaremos determinar cuanto cuesta entregar un paquete, cual es el coste real para entregar un paquete, y alguno puede llegar a asustarse, avisado queda.

centro logístico colapsado

Buscando el coste de entrega de un paquete

Para determinar el coste, tomaremos como referencia a un mensajero, “el super-mensajero”, capaz de realizar en una jornada laboral de 38 horas ( convenio de mensajería vigente ) pongamos 70 direcciones de entrega ( todos los profesionales del sector saben que un mensajero que entregue  70 direcciones al día es un buen mensajero ).

Pero claro nuestro super-mensajero lleva 70 direcciones, pero digamos que el 20% son segundas entregas, envíos que el día anterior no se entregaron y que tienen que volver a ser puetos en distribución. De esta forma lo que realmente tomaremos como dato es que nuestro super-mensajero entregara 56 paquetes “nuevos” ( 70 – 20% ), que aplicado a un mes medio de 20 días supone que nuestro mensajero ha realizado la entrega de 1120 paquetes al mes, ya tenemos el primer dato.

Ahora tenemos que retribuir a nuestro mensajero, hoy día la figura del autónomo esta desapareciendo, por lo que tenemos al mensajero en régimen general (no hablaremos de los falsos autónomos, cooperativas y otras figuras).

Si somos explendidos, será un mensajero mileurista, 12 pagas de 1000 euros, lo que hace que tengamos un coste anual cercano a los 15700€. Pero claro, nuestro mensajero tiene un mes de vacaciones, por lo que el coste anual solo es aplicable a 11 meses, el coste por mes sería de 1427.27€, ya tenemos el segundo dato.

Para hacer la entrega de los paquetes, tenemos que poner a disposición del mensajero una furgoneta ( un renting medio ronda los 375€/mes ), gasolina ( unos 120€/mes), teléfono móvil, uniformes y otros utensilios; en definitiva pueden ser un coste cercano a los 532€/mes, tenemos el tercer dato.

Nos quedaría por cotizar los gastos “estructurales” ( alquiler local, gasto personal administrativo, prevención riesgos laborales, LPDO, etc ), pero digamos que esto es 0€, con lo que el resumen es el siguiente:

1-Entrega 1120 paquetes al mes

2-Coste personal es de 1427.27€/mes

3-Coste material es de 532€/mes

Bien, ¿pero cuanto cuesta la entrega de cada paquete?

Bueno, pues ya lo tenemos, ¿Cuánto cuesta entregar un paquete? 1.63€ cada paquete sin tener en cuenta ningún coste estructural, ese el el dato, EL COSTE DE ENTREGA DE UN PAQUETE ECOMMERCE ES DE 1.63€

Ahora nos vamos al principio de nuestro articulo, si una empresa de transporte en España tiene un coste de entrega de 1.63€/paquete, y cobra por ese trabajo entre 0.70€ y 1.00€/paquete nos queda claro que por cada paquete que reparte tiene una perdida económica, se mire como se mire.

¿Que se puede hacer?

El punto crítico es como afrontar el futuro con este punto de partida; queda claro que la presión del precio es el que es, el cliente no esta dispuesto a pagar mas por el servicio, nos quedarían pocas opciones:

1-Reestructurar la fuerza y forma del reparto: posiblemente sea la primera solución que la mayoría ya han aplicado, incidir en el es “sacrificar” el servicio…

2-Reestructurar la oferta: el servicio ofrecido con el precio pagado se ve que no están en la misma línea, se debería de trabajar en otras líneas y alternativas para la entrega (puntos de conveniencia, taquillas inteligentes, programas de predicción de entregas etc )

3-Vender, vender y volver a vender: y después, volver a vender, generar ingresos, aumentarlos, crear nuevas líneas de negocio, nuevas formas de captación de clientes, volver a formarse, ingresar mas euros en nuestra cuenta bancaria para “paliar” el coste de la entrega B2C.

En resumen, sabemos cual es el precio de una entrega de un paquete, sabemos que la situación de aumentar la tarifa en la época actual es casi una quimera, quedan pocos caminos por los que transitar, ¿Por cual quieres ir?

Artículo propiedad de Carlos Zubialde

contacto@informacionlogistica.com

Carlos

Experto en todo lo que tenga que ver con el transporte, la logística y el ecommerce.