Las 2 claves que todo operador logísticos de ecommerce debe de cumplir

El comercio electrónico esta cambiando y transformando muchos de los hábitos de compra, y en consecuencia también ha cambiado también la forma de vender, transportar y como no, revolucionar los modelos logísticos para poder asumir los importantes requisitos que el ecommerce necesita.

La mayoría de las compañías logísticas han tenido que “separar” sus actividades y tratar los clientes de comercio electrónico en almacenes especializados al efecto. Es un mercado de amplio recorrido según las cifras que se ofrecen de forma continuada, y España no es una excepción.

La gestión logística del comercio electrónica necesita de una especialización alta, por lo que el número de operadores “puros” que ofrecen este tipo de servicios no es muy elevado en España. Además, tenemos que sumar que las grandes plataformas de venta online intentan trabajar la logística de forma “interna” con sus propios modelos de gestión, externalizando alguna de las operaciones como puede ser la entrega de “ultima milla”.

Resultado de imagen de operadores logisticos

La operativa lo es todo

El primer requisito para adaptar el modelo logístico a las necesidades del ecommerce es tener claro que la operativa es lo mas importante. Habitualmente los operadores logísticos solemos trabajar con una “hoja en blanco” con los clientes, trazamos junto a ellos el camino que queremos construir para llegar a los objetivos que nos hemos marcado, ese es el punto mas importante dentro de la relación que mantendremos con el cliente.

En el caso del comercio electrónico, esto se hace todavía mas importante sobre todo porque debemos de ser mucho mas flexibles en las soluciones planteadas. En el ecommerce si que podemos decir que no hay dos clientes iguales!

Además de ser flexibles, también debemos de plantear escenarios donde la rapidez sea un valor, el cliente de comercio electrónico es muy cambiante en su forma de compra, incluso en el crecimiento de las compras por ejemplo. Para ello tenemos que estipular claramente unos canales de comunicación y transmisión de información con nuestro cliente (marketplace) para poder recoger, analizar y cambiar la operativa sin que ello termine por afectar al consumidor final.

Otro punto muy importante a tener en cuenta en la operativa con clientes de ecommerce es tener claro que el número de pedidos que gestionaremos sera elevado. Establecer los parámetros del número de pedidos que gestionaremos, las referencias a gestionar y las unidades por pedido nos ayudan para poder establecer los mecanismos necesarios en la fase de “picking y preparación de pedidos”, fase que si no la trabajamos con datos claros antes de comenzar puede resultar un “cuello de botella” de fatales consecuencias.

Y dentro de la operativa por último también debemos de entender y comprender su negocio, si se dedica a productos estacionales, promociones puntuales o de alta rotación. Entender su negocio como logísticos nos obliga a poder establecer un procedimiento operativo que funcione correctamente incluso en momentos donde se generen altas tensiones por el flujo de pedidos.

Resultado de imagen de operadores logisticos

Visibilidad 100%

Como clientes de comercio electrónico queremos tener el máximo de datos posibles sobre nuestra compra; los operadores logísticos debemos de adaptarnos también a esta necesidad para trabajar de forma conjunta con nuestro cliente de ecommerce.

Hoy día la mayoría de almacenes logísticos y operadores que trabajamos con clientes de comercio electrónico contamos con avanzados programas de gestión de stocks  o sistemas de automatizaciones que nos ayudan a manejar de forma mas eficiente los pedidos tramitados por nuestros cliente. No tengo que esconder que también estos sistemas nos permiten optimizar nuestra operativa y generar un importante ahorro en nuestros costes por operación.

Toda esta información que genera el operador logístico debe de ser “integrado” con el cliente, ya que una correcta gestión de stock supone saber en cada momento las posibilidades de venta y las mercancías existentes ( trate este importante tema en un post en el blog, si te interesa puedes acceder AQUÍ).

Por último nos quedaría integrar las empresas de transporte encargadas de la distribución física. Este punto es clave, en caso de no hacerlo perderemos la trazabilidad total del pedido, y no podremos ofrecer tanto al cliente como consumidor final la información puntual de la situación de su pedido.

Cada compañía de transporte tiene su forma de poder integrarse dentro de los programas de gestión (SGA) de los operadores logísticos, por ello debemos de tener claro los parámetros que nuestro cliente tiene establecidos con estos operadores o por contra es un servicio que debemos de prestar nosotros como parte de toda la gestión logística

Conclusión

Puede parecer sencillo, pero como he comentado no hay 2 clientes iguales, y menos en el comercio electrónico. Incluso clientes que pueden tener el mismo tipo de producto trabajen mercados distintos, por eso como operadores logísticos debemos antes de comenzar nada tener muy claro LA OPERATIVA que llevaremos adelante, y los sistemas de VISIBILIDAD E INFORMACIÓN 100% que adoptaremos.

Trabajar sobre estas dos bases nos permitirá poder comenzar una larga relación comercial con nuestro cliente de ecommerce ya que nos vera como lo que finalmente somos, SU SOCIO.

Artículo propiedad de Carlos Zubialde

contacto@informacionlogistica.com

 

 

 

Carlos

Experto en todo lo que tenga que ver con el transporte, la logística y el ecommerce.