Conoce los conceptos logísticos básicos

No es la primera vez que en informacionlogistica.com abordamos las definiciones de logística, transporte, última milla y conceptos que son muchas veces utilizados sin la profundidad necesaria y que generan errores, confusiones y malos entendidos.

La logística como en su momento definimos es el proceso de planificar, implementar y controlar los flujos de los distintos materiales teniendo la totalidad de la información desde el punto de origen hasta el punto de destino. Todo este procedimiento se realiza con el mayor control sobre el mismo intentando a su vez generar el menor coste posible para el cliente

Esta definición tan general la tenemos que reforzar primero tendiendo muy en cuenta cuales son las diferencias entre Logística y Cadena de Suministro por un lado y entre Logística y Transporte por otro.

Conceptos

Vamos a formular los conceptos mas básicos a nivel de logística con el objetivo de acercar esta actividad a los profesionales que pueden tratar o tengan necesidad de tratar con un operador logística y saber de que hablamos:

Cadena de suministro: se llama así a todo el proceso continuo del julio de la mercancía y su información desde el origen hasta el destino. En esta cadena entran por un lado clientes y proveedores y se definen distintas etapas y procedimientos que son los que posibilitan la entrega de la mercancía en el punto y momento convenido por el cliente. La logística es una parte de la cadena de suministro.

Almacenaje: llamamos así a la actividad de «guardar» los materiales un un almacén dedicado a ello desde donde gestionaremos su stock, sus movimientos y realizaremos inventarios. Eta parte es primordial para poder soportar correctamente el flujo de mercancías requerido.

Flujo de materiales: también conocido como rotación de mercancías. Es el manejo físico de los productos terminados, desde el proveedor hasta el cliente final. Muchas veces la actividad del operador logístico se centra en una parte de la operación

Información: Se refiere al manejo que se da a la información que se genera durante el flujo u operativa.. Esta información viene desde el cliente y se devuelve también al cliente ya que acompaña cada uno de los procesos de la cadena de suministro.. Esta información es clave para la toma de decisiones junto con el del control de stock.

Stock: También conocido como inventario. Es el nivel de existencias de materiales o productos que tenemos en un almacén en un momento determinado . Muchas veces el cliente asume que ese producto está totalmente disponible para su uso pero no suele ser así. Por ello el stock debe de ser sobre la totalidad de la mercancía que tengamos en el almacén

Picking: Son las operaciones que un operario debe de realizar para preparar un pedido demandado por el cliente en tiempo y forma. Existen muchos tipos de picking que están relacionados con la propia actividad y dependiendo del tipo de mercancía que podemos tener en el almacén.

Control por voz: se llama así al sistema de preparación de pedidos por voz. El operario en lugar de realizar un escaneado con su dispositivo o pistola lectora de códigos de barras lo hace con su propia voz.

Que hacer con la información

Esta claro que para que una operación logística la podamos dar como exitosa esta debe de estar sustentada no solo en el control sino en la satisfacción del cliente.

Un departamento logístico muchas veces actúa como un departamento de atención al cliente y es que las operaciones logísticas tienen un valor preferencial para el cliente y este demanda no solo información sino atención y seguridad.

Si somos el operador logístico de nuestro cliente nos convertimos automáticamente en su imagen. Realizamos operaciones de preparación de pedidos (picking) con albaranes que tienen el logo de nuestro cliente con lo que esto indica el grado de importancia de un buen desempeño y la fluidez en el manejo de la información.

Además, como logísticos nuestro servicio no siempre se limita a soportar el proceso logístico operativo, sino que se extiende a la postventa si nos encargamos de realizar la llamada «logística inversa» retirando productos de casa del cliente final, recepcionando en el almacén y controlando el nivel de deterioro de este producto para en su caso aprovecharlo o desecharlo.

Artículo propiedad de Carlos Zubialde

[email protected]

Carlos

Experto en todo lo que tenga que ver con el transporte, la logística y el ecommerce.