¿Haces la inspección anual de las estanterías de tu almacén?

En cualquier almacén encontraremos siempre un mismo elemento común: las estanterías. Muchas veces se pone la atención justa (o casi ninguna) sobre ellas, pensando que una vez tengamos las estanterías puesta en nuestro almacén, son para toda la vida y no requieren de nuestra atención.

Las estanterías son posiblemente uno de los elementos que mas daños sufre en un almacén; al estar situadas de forma fija dentro de un entorno de total movilidad (personal, transpaletas, maquinaria etc) los golpes que sufren son casi diarios e innumerables. Las estanterías tienen que ser inspeccionadas de forma periódica igual que lo tenemos con la maquinaria del almacén, y TODAS las empresas están obligadas a este control sean o no empresas de transporte o logística.

La inspección de estanterías es obligatoria

Algunos países europeos tienen regulado la obligación de realizar la inspección de estanterías de forma periódica; en Alemania por ejemplo todas las empresas que tienen estanterías en sus almacenes tienen completamente aceptado la obligación de someter las estanterías a una inspección periódica por parte de un experto externo, que tienen las pertinentes autorizaciones para poder estudiar si la instalación cumple con la normativa vigente.

Es un sistema muy parecido al de las ITV con los vehículos, una empresa externa con autorización gubernamental realiza esa inspección y registra la misma. En España el sistema no es de esta forma pero eso no quiere decir que no se tenga obligación de realizar de forma anual una inspección técnica de las estanterías. En el año 2010 se publicó la normativa europea UNE EN 15635 titulada «Almacenaje en estanterías metálicas. Aplicación y mantenimiento de equipos de almacenamiento».

Esta normativa se centra sobre el último estado técnico en la que se encuentra la estantería inspeccionada y que esta destinada a sistemas de almacenaje siendo indiferente la actividad de la empresa (logística, de transporte, industrial etc). Uno de los puntos importantes de esta normativa se centra en las inspecciones ya que detalla claramente que las estanterías deben de ser inspeccionadas por un experto por lo menos 1 vez cada 12 meses.

Tenemos además que recordar que estamos hablando de seguridad y las estanterías son consideradas como «equipos de trabajo», por ello el 07/08/1997 se publico en el BOE el Real Decreto RD 1215/1997 titulado «disposiciones mínimas de seguridad y salud para la utilización de equipos de trabajo», según lo cual las estanterías al ser consideradas como equipos de trabajo, tienen que ser inspeccionadas de forma regular teniendo en cuenta las normativas técnicas. Esta inspección debe de ser registrada por la empresa (por escrito) y guardarla por si es requerida en una inspección por parte de la autoridad laboral. No tenemos que decir que si esta inspección es producida por un accidente, la falta de este registro conlleva graves consecuencias para la empresa…

Quieras o no, las estanterías se deterioran…

Son de esas cosas tan tan lógicas que casi nadie les hace caso, pero las estanterías de TODOS los almacenes del mundo, se deterioran. Por un lado el paso del tiempo o elementos como la humedad, temperatura etc tienen un fuerte impacto sobre ellas. Por otro lado, las operativas típicas de un almacén como son las maniobras de carga, descarga, ubicación de mercancía, des-ubicación etc hace que sean golpeadas de forma constante y diaria. Cuando una estantería es golpeada pierde automáticamente parte de sus prestaciones, por ejemplo, una estantería golpeada en una base pone en serio peligro su capacidad de carga, aumenta de forma importante la posibilidad de un colapso de la estructura que termine en un accidente muy peligroso para el personal del almacén como también para el resto de las mercancías almacenadas.

Es verdad que una buena prevención comienza antes, diseñar correctamente nuestro almacén es fundamental ya que podremos delimitar los movimientos internos e intentar reducir al máximo la exposición a los golpes de las estanterías. Además del propio diseño del almacén tenemos que tener muy en cuenta ciertas consideraciones de las estanterías como:

  • Especificación de pesos y medidas: parece otra cosa lógica, pero la primera cosa a tener en cuenta en no cargar mas peso del que la estructura puede soportar.
  • El diseño de la estructura: otro fallo muy común es que aun pudiendo soportar el peso de los palets, el diseño del módulo esta mal realizado. El claro ejemplo es cuando se ponen los palets de mas peso en el nivel de máxima altura.
  • El montaje y anchado de la estructura: tenemos que tener la seguridad que el montaje y anchado de la estructura es realizado por una empresa especializada que cumple y hace cumplir las normas de seguridad.
  • Modificaciones «caseras»: esto es como lo del cuñado o el primo que nos hace una chapuza para ahorrar un dinero, si hacemos una modificación en la estructura, esta tiene que ser realizada por expertos.

Conclusiones

Lo primero es recordar algo que se dice siempre, el desconocimiento de una ley no nos exime de la responsabilidad del cumplimiento del mismo, por eso tenemos que recordar que ES OBLIGATORIO REALIZAR UNA INSPECCIÓN SOBRE LAS ESTANTERÍAS seamos un operador logístico o no. Además la inspección tiene una segunda vertiente que es la de la seguridad; si hacemos inspecciones periódicas estaremos además de cumplir con la ley «protegiendo» a la parte mas importante de nuestra empresa: nuestros trabajadores.

Artículo propiedad de Carlos Zubialde

contacto@informacionlogistica.com