www.informacionlogistica.com

¿Qué es el flujo tenso en logística?

El flujo tenso es uno de esos términos utilizados en logística pero que fuera de ese ámbito resulta desconocido para el gran público. Vamos a dar una serie de datos para explicar de que hablamos y que se pueda ver la importancia del mismo.

Cuando hablamos de «flujo tenso» nos estamos refiriendo a la constante entrada y salida de mercancía en un almacén logístico, mercancía que será utilizada en el mismo momento de su entrada o salida.

Sectores con mayor utilización

El «flujo tenso» es una forma de trabajo logístico utilizado en una gran variedad de sectores y mercancías. Los mas habituales son sectores muy maduros como la automoción o aeronáutica además de otros dos como son el sector de Food (mercancías perecederas) y en los últimos años las ventas online o ecommerce.

Inicialmente el sector mas expuesto a este tipo de sistema de trabajo es el sector relacionado con la alimentación. Todos podemos imaginar e incluso ver como normal que un camión que descarga manzanas en un almacén de una gran superficie (almacén logístico) automáticamente ponga esa mercancía en el lineal a la venta. Eso es el «flujo tenso» de la logística.

Con el tiempo otros sectores a nivel industrial se sumaron a esta forma de trabajo sobre todo atraídas por el ahorro de costes que supone no tener que almacenar mercancía. Como es lógico sectores como la automoción hicieron y hacen como suyo esta forma de trabajo donde primando el ahorro en almacenaje de stock trasladan la presión sobre otros puntos de la cadena logística como es el transporte.

Los que trabajan con automoción están muy habituados a firmar contratos con clausulas que contienen penalizaciones por retrasos, tiempos máximos de entrega de mercancía, tiempos de tránsito ajustados y otros aspectos que condicionan al sector logísticos teniendo que medir y controlar mucho sus procesos para que estos resulten productivos ya que la presión del precio del servicio también entra en juego.

Como trabajar el flujo tenso

Partiendo de la base que el flujo tenso significa que todas las mercancía de la cadena de suministro nunca paran para ser almacenadas y que una vez recepcionadas en esos almacenes tiene previsión de salida tanto para poder ser expedidos a cliente final o un departamento productivo, la sincronización y coordinación son la base para el éxito.

No es fácil sincronizar todas las partes y agentes que pueden intervenir en el proceso logístico (proveedores materia, distintos transportistas, almacenes logísticos propios o externos etc). La clave para esa sincronización y coordinación es que todos los agentes participantes en el proceso sean conscientes que actúan como una sola unidad y que sus acciones son como vasos comunicantes con otros agentes y nuestra labor será la de hacer que todo eso funcione correctamente.

Otro factor importante es el tiempo, los minutos, las horas y días son al final como una espada apoyada en el cuello de un sentenciado a muerte. Todos los procesos y sincronizaciones están SIEMPRE sujetos al factor tiempo. Por eso es muy importante antes de comenzar cualquier proyecto logísticos con factor de «flujo tenso» delimitar los tiempos y plazos. No hacerlo es comprar todos los boletos para el fracaso.

El factor tiempo hoy día es el pilar principal de competitividad. Como dice el refrán «quien pega primero pega dos veces», por eso es importante poner el foco en el tiempo.

Tenemos que poner nuestros esfuerzos en determinar correctamente los tiempos y plazos para las operaciones tales el tiempo de transito en el transporte, los tiempos para cargas y descargas, tiempo de expedición y de manipulación etc. En situaciones críticas los clientes prefieren primar el tiempo por encima del precio.

Principales retos para trabajar el flujo tenso

Si resumimos como debemos de trabajar si lo hacemos bajo el sistema de flujo tenso queda claro cuales son los principales retos:

  • Coordinar y sincronizar: tenemos que tener claro coordinar a distintos agentes y que trabajen de forma sincronizada debemos de unificar los criterios. Nosotros como directores del sistema somos los que tenemos que establecer los criterios, unificarlos y compartirlos con todos los agentes que participen del mismo.
  • Tiempos y tránsitos: conocer y hacer cumplir los tiempos establecidos con el cliente nos permite llevar a buen puerto nuestro barco. Estudiar los tiempos exigidos, unificarlos y compartirlos junto con los criterios es vital para que todos los agentes los cumplan.
  • Control: Una vez tengamos ya los criterios unificados y los tiempos controlados pasaremos a la fase de control. El principal reto en este apartado es poder coordinar correctamente la información que nos hacen llegar los agentes y que debemos de ofrecer al cliente.
  • Control de la demanda: otro punto muy importante es poder controlar la demanda que nos exigirá nuestro cliente. Si se dedica a la venta online podemos saber con cierto rigor cuales son los «peack season» como black friday etc. Si es automoción debemos de coordinar de forma periódica la demanda estimada para poder «ajustar» toda la cadena de suministro y que el cumplimiento del servicio sea real.

Conclusiones

El cliente cada día exige mas inmediatez, rapidez e información. Esto ha provocado que sectores como la logística y el transporte en su papel de intervinientes en la cadena logística deban de estar mas preparados no solo al aumento de la demanda sino a la creación de nuevas necesidades. Trabajar bajo el sistema de flujo tenso añade un plus de estrés sobre las operaciones que solo se pueden afrontar no solo cumpliendo los retos que hemos descrito sino contando también con un equipo de trabajo profesional y motivado.

Al final la clave de todo es el personal, por muchos procesos que tengamos, mucha maquinaria o software no haremos nada si detrás no contamos con un equipo preparado y motivado.

Artículo propiedad de Carlos Zubialde

Contacto@informacionlogistica.com