Fuerte bajada de los plazos de pago de los servicios de transporte en el mes de junio del 2023, situándose en los 66 días, uno de los más bajos desde que Fenadismer realiza este control por medio de su Observatorio , aunque todavía ese plazo quedaría fuera del cumplimiento de la ley.

Como principal motivo de esta reducción se puede señalar que es consecuencia de la actuación de los servicios de inspección de Transporte, que están además de realizando las correspondientes inspecciones, sancionando a un número importante de cargadores que no cumplen con el cumplimiento de la ley de pagos, que recordemos, indica que el mismo debe de ser como máximo a 60 días desde la realización efectiva del servicio.

No obstante, es necesario también señalar que el servicio de inspección tiene una herramienta sancionadora más eficaz gracias al régimen que se aprobó a finales del 2021. Uniendo el régimen sancionador a una campaña de control e inspección, donde se han realizado inspecciones de oficio (no por denuncias) a empresas cargadoras y también intermediarias de servicios de transporte, están teniendo como resultado la reducción del plazo de pago de los servicios de transporte contratados, como decimos, hasta los 66 días de media en el mes de junio

Vista previa de la imagen

Según los datos del observatorio permanente de la morosidad de Fenadismer, aunque el plazo de pago se reduce, todavía más de la mitad de clientes (el 54%) no cumple con la ley de pagos, y de estas un 61% lo hizo entre 60 y 90 días, siendo el 9% las que pagaron a más de 120 días.

El control de la morosidad es fundamental para la economía, cumplir con la ley de pagos, supone que proveedores de transporte pueden trabajar sin tener que acceder a financiación externa (o no depender tanto de ella), lo que termina mejorando sus márgenes comerciales, y posibilita la reentrada de esos ingresos en una cadena de mejoras que terminará repercutiendo en el servicio que recibe el cliente. Los dirigentes europeos son conscientes de ello, y con tal motivo se está impulsando en un proyecto de modificación de la directiva de la lucha contra la morosidad, para establecer nuevas medidas que puedan ayudar a que el cumplimiento sea mucho más efectivo.

Para el mes de septiembre, se anuncia la tramitación de esta nueva directiva de lucha contra la morosidad, y la Comisión Europea además se quiere dotar de más herramientas, por lo que se constituirá un Observatorio de Pagos en la Unión Europea, formado por distintas entidades e instituciones, y en la que estarán representadas asociaciones sectoriales como las del transporte, mediante UETER, organización europea que representa al sector del transporte, y de la que es miembro Fenadismer.

Trabajar en combatir la morosidad es un objetivo global, a quien presta un servicio o vende un producto, hay que pagarle de acuerdo con los plazos y formas contractuales, y que estos, además, estén dentro de los parámetros legales. Esperemos que en los meses sucesivos, los pagos en el transporte puedan seguir bajando y podamos decir que, por fin, la ley se cumple en este sentido.

Artículo propiedad de Carlos Zubialde

contacto@informacionlogistica.com