¿Conoces y controlas tus costes logísticos?

Uno de los objetivos de la actividad logística es reducir los costes operativos cuya consecuencia es lograra un aumento de los beneficios. Ser eficiente en las operaciones logísticas debe de ser una constante en nuestro día a adía y para ello debemos de identificar los principales costes para poder identificarlos y controlarlos.

Conocer los costes que soporta nuestra actividad es fundamental para poder «atacar» esos costes para que podamos mejorar el rendimiento de nuestro almacén logístico

Costes de almacenamiento logístico

Podemos definir 4 grandes grupos que son los que componen el coste total de nuestra activad logística:

1-El espacio: El primer coste es el que esta relacionado con el propio edificio donde desarrollamos la actividad. Dentro de este apartado tenemos varios costes distintos:

*Alquiler: si el edificio donde desarrollamos nuestra actividad es alquilado debemos de cuantificar esa cantidad  como coste.

*Amortización y financiación: si el edificio es en propiedad o es una inversión en lugar de alquilado

*Seguros e impuestos

*Costes de mantenimiento del edificio

2-La maquinaria: el segundo coste de nuestra actividad son las herramientas que necesitamos para poder desarrollar nuestros servicios dentro del edificio sean carretillas elevadoras, carretillas trilaterales, transpalets etc.

En este apartado también debemos de computar el coste de las estanterias que hemos instalado igual que el SGA o programa informático que utilizamos para poder realizar las labores de control, picking, preparación de pedidos etc No debemos de olvidar que en este apartado tenemos que computar también los costes anuales que tengamos de reparaciones en caso de que nuestra maquinaria fuera en propiedad.

3-Costes de preparación/manipulación: en este apartado tenemos dos grandes grupos de coste, uno el ligado a los costes de personal (salarios, seguridad social, ropa del personal, formación etc) y un segundo de los suministros que necesitamos para poder preparar los pedidos que nos solicitan los clientes (embalajes, precintos, etc)

4-Otros costes: aquí debemos de introducir otros costes como el del seguro de mercancías que da cobertura a la mercancía almacenada, las mermas de mercancía, los costes por siniestros (la franquicia) e incluso los posibles descuadres de inventario que el cliente nos hace pagar.

 

Factores que cambian los costes logísticos

Pero estos costes no son fijos, algunos de ellos como los alquileres o el seguro si son costes fijos pero otros son variables e incluso «adaptables» en función de la actividad. Cuando hablamos de costes variables podemos pensar evidentemente en el coste de personal, cuanto mas actividad mayor personal necesitaremos y mayor coste soportaremos pero nuestra labor es cuantificar el coste de operario por operación por ejemplo.

Los principales factores que hacen modificar nuestros costes logísticos son los siguientes:

1-Producto y referencia: No es lo mismo organizar nuestro almacén logístico si tenemos muchos productos de muchas tipologías distintas, con embalajes distintos que para un solo producto. Si tenemos productos paletizados o en bultos sueltos hace que nuestra disposición sea distinta por lo que el coste será distinto.

2-Estacionalidad: Si tenemos un almacén logístico multicliente (mercancía de varios y distintos clientes), y alguno de ellos tiene mercancía con estacionalidad, debemos de diseñar el almacén dando preferencia en el layout de salida y entrada a la mercancía estacional que tiene mayor rotación. Esta disposición nos puede hacer perder espacio con huecos vacíos y aumentar el coste por hueco/espacio.

3-Manipulación y picking: otro coste es el coste por unidad de pedido preparado. Tenemos que tener en cuenta la disposición de nuestro almacén (mayor altura significa mayor coste de tiempo para manipular la mercancía), el número de pedidos que preparamos, la tipología ( número de referencias, de unidades, de unidades por referencia etc) así como los medios que destinamos (wifi, pistolas, picking por voz, etc).

Conclusiones

Reducir nuestros costes logísticos no es una tarea sencilla por las muchas variables que debemos de tener en cuenta y que además cambian de forma constante sea por la incorporación de nuevos clientes o porque nuestros clientes cambian de forma muy habitual la tipología de sus productos como suele ocurrir en el comercio electrónico..

Conocer las variables que mayor lastre pueden suponer en nuestra actividad logística es la obligación de una director logístico, conocerlos es el camino de controlarlos.

Artículo propiedad de Carlos Zubialde

[email protected]

 

Carlos

Experto en todo lo que tenga que ver con el transporte, la logística y el ecommerce.