Pros y contras de la automatización del picking

En la actualidad las empresas tienen clientes en cualquier parte del mundo, la llegada de internet hizo que las cuentas de clientes pasaran de ser locales a ser mundiales. Las empresas mas tradicionales se han unido a otras empresas 100% digitales entendiendo que su mercado no es la provincia o el país sino que tu mejor cliente puede estar en una isla remota del pacifico.

Para que todo esto funcione es necesario contar con una buena logística y empresa de transporte para que los pedidos y compras de los clientes lleguen a sus manos en plazo y forma. Actualmente la competencia entre marcas casi no se centra en el producto, la competencia esta entre las cadenas de suministro y la logística es una parte fundamental de esa cadena de suministro.

Dentro de las labores que realiza un departamento logístico y un operador logístico, cuestiones que hemos abordado en varias ocasiones desde informacionlogistica.com, la tarea del proceso de picking o preparación de pedidos es una de las mas delicadas. El proceso de picking garantiza que el suministro del producto adquirido por el cliente sea continuo y constante para que los mismos lleguen a su destino en el tiempo exigido y pactado.

Es muy habitual que el proceso de picking sea manual, es decir, lo realizan uno o varios operarios con el soporte de maquinaria y elementos tecnológicos que controlan el proceso. La aplicación de tecnologías permite poder reducir los problemas que surgen en las distintas fases del proceso de picking como la equivocación a la hora de la selección del producto.

Pese a estos soportes, cometer un error puede ser fácil, sobre todo si los soportes no son utilizados de forma adecuada o se realiza de forma muy manual. Estos fallos afectan directamente a la calidad del servicio logístico y en consecuencia lastras la rentabilidad de las operaciones. Todo pedido mal gestionado en picking supone un daño en la mercancía o una duplicidad del pedido con los costes que ello conlleva.

Automatizar el proceso del picking

Una de las formas que tenemos para poder solucionar los problemas en la fase de picking es automatizando al máximo posible las mismas. Automatizar supone por un lado una inversión económica importante, pero se tiene que valorar si ello al final de un ciclo produce mayor rentabilidad mediante la eliminación de las duplicidades, errores y daños.

Por otro lado, automatizar los procesos de picking no son sencillo ya que se tienen que incorporar nuevos sistemas y herramientas para que tengamos soluciones que ayudan en mejorar y aumentar la eficiencia y rapidez del proceso.

La implantación de nuevos procesos son habituales en las empresas de transporte como SEUR, GLS o GENEI, la automatización por ejemplo en el clasificado de la mercancía les permite además de poder aumentar el número de envíos por hora clasificados, también tienen una mayor trazabilidad y seguimiento de los envíos.

Por el contrario, cuando hablamos de logística, no todas las empresas son iguales y no todas necesitan el mismo tipo de automatización de picking. El tipo de mercancía, el grado de rotación de los productos determinan la parte operacional; la inversión y el retorno de rentabilidad esperado lo hacen en la parte financiera.

Un sistema de picking automatizado permite poder sincronizar los inventarios online igual que lo hacen las herramientas que tienen los operarios, pero con una  mayor fiabilidad, minimizando costes por errores y aumentando la eficiencia de las entregas de nuestros productos.

Por eso, una buena forma de poder descubrir si precisamos automatizar nuestros procesos y como hacerlo es contratando una consultora externa que haga un detallado análisis de la empresa, que nos realice un alzamiento de procesos y nos asesore sobre la mejor elección posible, ajustando necesidades e inversión.

Artículo propiedad de Carlos Zubialde

contacto@informacionlogistica.com