La UE ha publicado la propuesta para la reforma de la Unión Aduanera, que busca lograr una unificación de los procesos, bajo el paraguas de la digitalización, la seguridad y la competitividad.

Esta propuesta contiene una batería de medidas, cuyo objetivo es lograr unos procesos aduaneros más simplificados, y para ello se pone el foco en la digitalización y en la gestión unificada de los datos. La necesidad de reducir los plazos y formas de los actuales procesos aduaneros, es más necesario que nunca, en un contexto mundial donde los plazos de las cadenas de suministro son cada vez más ajustados.

Para poder llevar adelante esta transformación de calado, las autoridades aduaneras pasarán a contar con herramientas y recursos, en tiempo real, permitiendo monitorizar la actividad aduanera de toda la unión, pudiendo, además, dar una respuesta segura y competitiva a toda la industria de la UE, frente a las actuales exigencias comerciales, que terminan presionando de forma robusta a la cadena de suministro.

La reforma simplificará y racionalizará todos los requisitos de información aduanera, reduciendo el tiempo necesario para completar los procesos de importación y proporcionando una única interfaz de la UE y facilitando la reutilización de datos.

Además, para ejercer un control sobre esta nueva forma de operar, la UE creará una nueva autoridad aduanera, que será la responsable de supervisar y controlar un nuevo centro de datos de Aduanas de todos los países de la UE, y que se pretende que sea el “motor” sobre el que se aposente el nuevo sistema. En una fase posterior, la UE pretende que este centro de datos sustituya todas las infraestructuras de datos aduaneros que tiene cada país.

Los dirigentes de la UE han declarado como “estratégico” esta unificación y los nuevos procedimientos, sobre todo para dotar a la Unión Europea de una herramienta rápida y eficaz, que le permita controlar y garantizar la seguridad de las mercancías, sobre todo, las que son importadas a la UE desde otros terceros países.

La propuesta legislativa que sustenta este cambio se encuentra en fase de trámite, para posteriormente ser enviada al Parlamento Europeo, que la tiene que refrendar antes de ser puesto en marcha de forma oficial la nueva reglamentación, así como el nuevo centro de datos aduaneros de la UE. Y es posiblemente este uno de los cambios más potentes, ya que en el futuro, todos los datos de las mercancías que lleguen a la UE deberán de ser notificadas en el entorno online del nuevo centro de datos aduaneros.

Esto supondrá, además de un mayor control sobre las mercancías, una “nueva visión” de lo que ocurre en las cadenas de suministro con destino la UE. Centralizar las operaciones en un centro de datos permitirá a las autoridades monitorizar en tiempo real y con una visión completa lo que está ocurriendo, pudiendo trabajar en modelos de predicción basados en Inteligencia Artificial.

Tampoco podemos dejar de ver la gran mejora que supondrá para el usuario, la empresa, que pasará a interactuar con un solo portal, simplificando todas sus gestiones en un solo lugar, si opera con aduanas de distintos países, que en la actualidad le obligan a realizar una gestión con cada una de ellas, y que además, no están unificadas en sus procesos.

No podemos tampoco olvidar que este cambio, con la centralización de los datos, permitirá a las autoridades aduaneras de la UE poder trabajar de forma más intensa contra el fraude, y dentro de este apartado, entra la nueva legislación, polémica, por la cual, las mercancías de valor inferior a 150€, que actualmente están exentos del pago de impuestos, pasen también a pagarlos (se estima que el 70% de los envíos de ecommerce se declara con valor infravalorado para no pagar impuestos).

Las fechas previstas en la propuesta para este cambio, sitúan la apertura de este centro de datos en el 2028 para los envíos de ecommerce. Posterior, se aplica un periodo voluntario para las empresas importadoras, que duraría entre el 2028 y el 2032. El borrador también define que en el 2035 existiría una “revisión” para ir ampliando a más importadores (por tipología), hasta el año 2038, donde será obligatorio.

Artículo propiedad de Carlos Zubialde

contacto@informacionlogistica.com