Muchas empresas están evaluando la forma de mejorar sus procesos internos, aumentar la productividad y ser más rentables. En medio del actual escenario, es imprescindible tener en cuenta la necesidad de digitalizarse para optimizar la gestión empresarial, controlar los gastos y racionalizar el negocio.

El sistema ERP es sin duda una de las mejores formas de abordar el cambio. Estamos hablando de una herramienta con la que se puede gestionar las ventas, las compras, los Recursos Humanos o la contabilidad a través de procesos digitalizados, más rápidos y eficaces que mediante los métodos tradicionales.

A continuación te explicaremos en qué medida un ERP puede ser el motor del cambio interno en tu empresa.

Cómo un sistema ERP puede mejorar la eficiencia operativa de tu empresa

Una solución de software ERP es la mejor forma de abordar el cambio que supone la transformación digital de la empresa. Esto no está solo pensado para las grandes compañías, sino también para las pequeñas y medianas empresas de todos los sectores.

Digitalizarse implica mejorar la eficiencia y optimizar los procesos, así como abordar un cambio en los procesos de gestión empresarial. Hay diferentes áreas en las que un sistema ERP puede ayudar a tu negocio a mejorar sus procesos y aumentar la eficiencia operativa.

Integración de procesos internos

Una de las formas en las que te ayuda un software ERP es la integración de los procesos de los distintos departamentos.

Poseerás un registro único de datos centralizado en el software de gestión, lo que facilitará la coordinación y la comunicación interna entre las distintas áreas del negocio.

Automatización de tareas

El ERP es también una de las bases para la automatización de procesos que antes se realizaban manualmente.

Por ejemplo, al integrar las áreas de ventas, almacén, fabricación, facturación y contabilidad, muchos de los procesos que antes se realizaban de manera manual ahora se realizarán de forma automática, facilitando una mejor comprensión de las distintas áreas del negocio.

Gestión de Recursos Humanos

La implantación de un ERP es también de gran ayuda para mejorar la gestión de Recursos Humanos. Puedes digitalizar la gestión de tareas, permitiendo que las personas puedan trabajar en remoto, ya que solo tendrían que conectarse a un software en la nube.

Por otra parte, se puede integrar el área de gestión de RRHH, desde la gestión del tiempo y control horario de trabajo y la planificación de tareas con el software ERP, de manera que puedas asignar tareas a cada miembro del personal.

Optimización de inventario

Otro de los aspectos en los que un ERP puede ayudar enormemente a tu empresa es la optimización de inventario.

En primer lugar, vas a tener tu inventario conectado con tu ERP y almacén en tiempo real, lo que va a reducir una enorme carga de trabajo en tu empresa. Por otra parte, vas a poder llevar a cabo un inventario permanente, reduciendo los errores y manteniendo el nivel de existencias actualizado.

Esto puede ser de gran ayuda para la toma de decisiones, establecimiento de stock mínimo y adaptación eficaz a las previsiones de la demanda.

Qué considerar antes de elegir un sistema ERP para tu empresa

Un software ERP es una herramienta estratégica fundamental para el funcionamiento de un negocio.

Por tanto, no se puede tomar a la ligera la decisión de implantar un ERP. Hay que tener en cuenta diferentes aspectos:

  • Funcionalidades: el programa ERP que utilices debe disponer de las funcionalidades que necesitas para poder gestionar tu empresa.
  • Personalización: es muy importante que trabajes con un ERP personalizable, que se pueda adaptar bien a las particularidades de tu empresa.
  • Flexibilidad: un sistema ERP debe facilitar la posibilidad de implementar nuevas funciones de manera sencilla.
  • Alojamiento: el sistema ERP puede implementarse on premise o en la nube, es importante tener en cuenta la flexibilidad y escalabilidad que ofrece cada opción para poder aprovechar al máximo el potencial del software.
  • Soporte: hay que tener muy en cuenta que la implementación de un ERP puede requerir la ayuda del servicio de soporte, especialmente en la fase previa a la implantación y la parametrización del software, pero también a lo largo de su uso.
  • Integración: lo ideal es trabajar con un partner tecnológico solvente y fiable que nos ofrezca soluciones compatibles entre sí, ya que en muchos casos hace falta que el ERP trabaje de forma integrada con un software de gestión integral de RRHH, una solución CRM para la gestión de las relaciones con los clientes, un software MES de planificación y control de la producción, un sistema de gestión de nómina, o una plataforma de e-commerce.

Por último, recuerda que la transformación digital no se limita únicamente a cambiar de software o implementar un ERP, sino a la transformación de los procesos internos para trabajar de manera más productiva.

contacto@informacionlogistica.com