4 trucos para ser mas competitivos mediante la logística

Reducir costes, mejorar la calidad del servicio y aumentar la productividad es posible mediante una buena gestión de la información en todos los procesos de la cadena de suministro

La correcta administración de la información tiene un efecto directo sobre la calidad del servicio así como un mejor control de los costes de nuestra empresa seamos un operador logístico, empresa de transporte o tengamos la cadena de suministro integrada en nuestra actividad. Como ya hemos solido publicar en informacionlogistica.com en repetidas ocasiones para que una empresa sea competitiva debe tener una buena gestión de su cadena de suministro.

Para mejorar la logística en ocasiones es necesario adoptar cambios o modificaciones que nos permitan ser mas eficientes en los procesos y para ello es indispensable una correcta administración de la información. Administrar correctamente la información tiene un impacto directo sobre la mejora de la calidad del servicio y por supuesto un mejor control de los costes.

Pero, ¿como podemos mejorar el control de costes, la calidad del servicio y gestionar correctamente la información? Vamos con los 4 trucos:

Truco 1: Aplica la tecnología

Para poder retener toda la información es necesaria aplicar la tecnología porque un excel no es la mejor forma de controlar la información. En la actualidad hay muchos programas que nos pueden ayudar ya que son herramientas que facilitan una visibilidad de 360º en todas las operaciones.

Debes de buscar el sistema que se adapte a las necesidades pero este debe de aportar la información y proporcionar el intercambio de esos datos entre todos los miembros de la cadena logística afectada. Aplicaciones como TMS para la gestión de transportes o un ERP o sistema integrado de gestión logística son los mas idóneos.

Truco 2: Medir, Medir y volver a Medir

Como en cualquier área de nuestro negocio en logística también se requiere medir y alimentar otra vez la medición como método de trabajo. En la logística y el trabajo debemos de incorporar distintos KPIs como herramientas de medición. Cuidar y alimentar los KPIs nos ayudaran a mantener la información actualizada y nos permitirán la toma de decisiones.

Un buen indicador de gestión debe de tener algunos parámetros o características principales como las siguientes:

-Medible: como bien dice el KPI es un indicador de medida, por lo que debemos de poder medir en unidades

Temporal: debe de tener una medida de tiempo (diario, semanal, mensual etc)

Cuantificable: debemos de poder cuantificar lo que medimos (unidades, cajas, palets etc). En este apartado también sería interesante poder introducir la cuantificación porcentual

Acotado: debemos de poder centrar que queremos medir y hasta donde queremos medir

-Integro: La información que arroja el KPI debe de ofrecer al usuario un panorama integral de lo que necesita saber acerca de lo que estamos midiendo

Como ya hemos dicho los KPI deben de informar, controlar y ayuda en evaluar situaciones que ayuden a tomar decisiones que pueden ser desde un punto de vista organizacional vitales. Pero NO existen unos KPI ya establecidos, cada organización o modelo de negocio tiene factores distintos que le hace necesitar indicadores de medición distintos y los indicadores de calidad en la logística no son una excepción.

Truco 3: Gestiona y control del Transporte

Suele parecer como algo lógico que en las operaciones logísticas se controle la gestión del transporte porque sus altos costes representan muchas veces un lastre para las organizaciones pero la realidad es que se hace un menor y peor control del que tendría que realizarse:

– Trazabilidad: Saber y conocer la trazabilidad de la mercancías ayudará a conocer el historial, ubicación y trayectoria. Su vinculación con el control de stocks es fundamental para mantener un nivel optimo.


 Control del Crossdocking. Si hacemos operaciones de distribución saber con exactitud la situación en entragas nos reporta una mejora de la calidad de servicio


– Grupaje. Si utilizamos servicios de grupaje sean nacionales o internacionales el control de los plazos de entrega es primordial para poder cumplir a su vez con los parámetros que nuestra compañía necesita para cumplir con las obligaciones de entrega a clientes.

Truco 4: Si tu no puedes, externaliza

La forma mas habitual de gestionar la logística es hacerlo de forma «interna», es decir, que todos los almacenes y procesos logísticos son realizados por un departamento perteneciente al 100% la empresa. Esta «fotografía» muchas veces no es la mas optima ya que la falta de ciertos conocimientos o de un importante esfuerzo financiero pueden dar malos resultados.

La externalización de los procesos logísticos es una buena opción para mejorar la competitividad de nuestra empresa. Ponernos en manos de una empresa externa especializada como es un operador logístico permite crear un flujo de información y control mediante el uso de tecnología avanzada y testeada. Para que funcione un esquema de este tipo es necesario implementar las practicas operacionales del cliente y el operador logísticos pero habitualmente al final del proceso la disminución de costes es real y el aumento de la eficiencia y la calidad de servicios es mas que manifiesta.

Artículo propiedad de Carlos Zubialde

contacto@informacionlogistica.com