Como proteger la mercancía en el transporte marítimo

Para que la mercancía sea transportada por vía marítima a mediados del siglo pasado aparecieron los hoy tan comunes “contenedores”. Estos recipientes venían a garantizar y asegurar la integridad de la mercancía que se transportaba por mar, un medio en ocasiones hostil que puede dañar tanto al buque como a la mercancía que transporta.

En la actualidad el uso del contenedor es el medio habitual para transportar mercancía. Encontramos contenedores de distintos tamaños (los habituale son de 20´y 40`) así como los completamente cerrados (dry), abiertos por la parte superior (open top) etc.

Para el transporte de mercancías perecederas o sensibles a la temperatura del entorno existen los llamados contenedores “reefer”, equipados con un motor refrigerador (depende de una fuente de energía exterior) que están conectados al buque o en su defecto a generadores específicos. Estos contenedores permiten poder definir la temperatura a la que queremos que viaje la mercancía, lo mas habitual es que tengamos un rango de temperatura de entre -25ºC y +25ºC, pero existen también necesidades de temperaturas mas bajas.

Existen 3 tipos de contenedores reefer que depende de la temperatura en la que queremos que la mercancía sea transportada:

Super refrigerado: puede llevar mercancía hasta -60ºC, habitualmente para mercancía perecedera como el pescado congelado y también para el sector farmacéutico (vacunas etc)

Atmosfera controlada: utilizados normalmente para el transporte de futra ya que su motor hace que podamos controlar la humedad por ejemplo para que la fruta no madure

Ventilados: tienen aislante térmico y además ventilación ya que se destina al transporte de mercancía perecedera como el café

Otras alternativas

En los últimos años infinidad de cliente con mercancía general que no requieren el uso de este tipo de contenedor refeer se han interesado por la búsqueda de alguna solución para poder proteger sus mercancías de la humedad por ejemplo.

Hemos podido ver como aparecen en el mercado sistemas de aislamiento térmico como la de Thermal liner de TM2, la cual mediante una bolsa aislante térmica que esta diseñada para ser instalada por una sola persona en un contenedor Dry y que protege la mercancía de los cambios bruscos de temperatura, de la humedad, gases y olores. Este tipo de aislante esta destinado no para mercancía perecedera sino para otra tipología de mercancía que queremos proteger por ejemplo de la humedad, uno de los grandes enemigos en el transporte marítimo. Las bodegas de los barcos son compartimentos fríos y húmedos, situación que hace que las paredes de los contenedores bajen su temperatura produciendo un rocio (humedad) en su interior que puede llegar a inutilizar la carga.

Este tipo de sistemas de bolsa aislante térmico es perfecto para materiales como los líquidos envasados, productos químicos o material electrónico (electrónica en general), teniendo además un plus a su favor en su sencillo montaje. Una sola persona y en un breve plazo de tiempo puede mediante un sistema de correas el aislante térmico es fijado a las paredes del contenedor para crear el aislamiento necesario.

Estas alternativas son perfectas para empresas de ecomemrce por ejemplo que realicen importaciones de productos electrónicos de forma regular ya que garantiza que el producto no tendrá ninguna merma en el transporte producto de la humedad.

Artículo propiedad de Carlos Zubialde

contacto@informacionlogistica.com