Hand Carry, el transporte mas urgente

Para quien no conoce el término Hand Carry (entrega en mano de mercancía) podemos decir que es el transporte mas urgente dentro del transporte urgente, la rapidez máxima.

Cuando hablamos de transporte urgente o express posiblemente la primera imagen que nos puede venir a la mente es el de los servicios de mensajería o paquetería que podemos ver por nuestras calles repartiendo paquetería variada tanto a empresas, comercio o particulares.

Pero realmente cuando hablamos de transporte urgente o express estamos hablando de un servicio de máxima urgencia donde el cliente demanda la recogida de una mercancía en el punto A para ser entregado de forma directa en el punto B. La distancia entre los puntos puede ser de unos pocos kilómetros o de varios miles. Habitualmente suelen ser transportes con una distancia superior a los 1000 kilómetros.

Sectores usuarios

Lo primero que tenemos que decir es que el coste de un servicio express es sustancialmente superior al de cualquier tipo de servicio de transporte terrestre sea en la modalidad que sea. El coste viene supeditado a que se destina un vehículo de forma e»exclusiva» para recoger la mercancía y transportarla directamente hasta su destino.

Como se puede imaginar existen 2 variables importantes que son las que determinan el uso y necesidad de esta tipología de servicio: la urgencia o el valor de la mercancía.

Si el valor de la mercancía es muy elevado muchas veces las empresas prefieren aun a un coste mayor de transporte contratar un vehículo «dedicado» de forma que esa mercancía no sea transbordada de vehículo en vehículo como ocurre en los servicios de transporte de grupaje internacional.

Pero lo mas habitual es la urgencia, la necesidad de posicionar parte de un material que posteriormente se expedirá por camión o porque el cliente final puede tener una situación crítica en su cadena de producción por la falta de esa mercancía que muchas veces viene determinado de una errónea planificación o de un error en la producción.

Los sectores mas sensibles a este tipo de tensiones son sobre todo los de la automoción, eólico, petroquimico y la maquina herramienta en menor número.

Hand Carry: la urgencia de la urgencia

El Hand Courier o entrega de la mercancía en mano podemos decir que es la máxima expresión de la urgencia y refleja la esencia pura del servicio express. Este servicio da una solución de transporte a situaciones de extrema necesidad y no solo se aplica en el industria como veremos.

En general este servicio consiste en la entrega en mano por parte de un mensajero de una mercancía de vital importancia que que pasa desde suponer paralizar una producción de forma temporal hasta no poder realizar una prueba con un prototipo.

Habitualmente el mensajero que hace este servicio se lleva la mercancía «en mano» en un sistema conocido como OBC (On Board Courier) y que significa que el mensajero se lleva la mercancía físicamente con el desde el punto de origen hasta el punto de destino.

Normalmente en el transporte el tiempo es uno de los mayores enemigos pero en el caso de los servicios Hand Courier el tiempo toma una nueva dimensión por lo que los medios mas habituales de conexión son los aéreos en lugar de los terrestres aunque estos últimos si son utilizados como «enlace».

 

Agilidad y control

Agilidad y control son las dos principales características de este servicio. Pongamos un ejemplo de una empresa con sede en Sevilla necesita entregar un prototipo en la sede de un cliente suyo en Munich (Alemania) para una presentación. Si este servicio se hiciera vía carretera la distancia entre ambas ciudades es de 2400 kilómetros y el mensajero necesitaría sobre 25 horas para realizar este tránsito.

En el caso de un hand courier, realizando una combinación terrestre-avión-terrestre podremos llegar a reducir casi un 70% ese tiempo de tránsito hasta poder hacerlo en unas 9 horas aproximadamente ya que el mensajero tomaría un vuelo regular de pasajero con ese prototipo y lo llevaría consigo en la cabina.

Como es imaginable el coste de este servicio suele ser una variable secundaria enterrada por la urgencia y la necesidad de la situación pero no podemos dejar de decir que el coste de este tipo de servicios suele ser muy elevado ya que la coordinación, el control y la disponibilidad de un personal con capacidad de sortear situaciones de dificultad mientras se realiza el transporte elevan su coste de forma considerable.

Conclusiones

No son tantas las empresas que ofrecen este tipo de servicios «críticos» ni tampoco tantos los sectores que pueden verse afectados pero si somos parte de uno de ellos es preferible adelantarse y tener cerrado unos buenos acuerdos con partners que nos ofrezcan una clara posibilidad de planificación e información, será la clave de un buen servicio.

Artículo propiedad de Carlos Zubialde

contacto@informacionlogistica.com