La distribución urbana en el transporte: ¿Problemática sin solución?

Hace ya varios meses abordaba en el post titulado ¿ES NEGOCIO LA ENTREGA DE ENVÍOS ECOMMERCE?  el coste real de una entrega de un envío de ecommerce; apuntaba cuestiones puramente economicistas, esta vez  tratare otro de los grandes problemas del transporte actual: la entrega final o “ultima milla”

Hoy día la entrega final o “ultima milla”  es un problema de dos caras distintas en España:

1-La entrega en nucleos urbanos

2-La entrega en zonas rurales, montaña y meseta

Me centrare en la problemática de la entrega en los núcleos urbanos y para entrar en materia se debe de hacer una fotorgrafia sobre el “campo de actuaciones” sobre el que las agencias de transporte trabajan: la ciudad. Los últimos años las distintas corrientes han influido para que la ciudad sea entendida como una gran zona verde con  mayores y mejores zonas de esparcimiento. con el desarrollo y potenciación del transporte público en detrimento del transporte particular, una ciudad que recicla, que utiliza correctamente su energía, que es eficiente, con mayores y mejores zonas peatonales, en definitiva una ciudad para el ciudadano, pero ¿Y donde queda el transporte?

Exacto, este es uno de los grandes problemas, esta corriente de hacer una ciudad amable y peatonal no tiene en cuenta o no pondera el peso de los suministros que la propia ciudad necesita, y que yo sepa, las manzanas de las tiendas de barrio o la cerveza que se sirve en las terrazas de los bares para gozo del turismo no llega vía internet, sino que llega mediante un transporte que necesita desplazarse, estacionar y realizar las labores propias de carga y descarga. Y cuando los espacios habilitados para estas labores o no existen, o son pocos y están ocupados, ¿que pasa?

Han existido muchos estudios por parte de las instituciones para abordar el problema de la ultima milla, problema que supone un freno para el crecimiento de la propia actividad económica de la ciudad, y casi todas han pivotado sobre 3 posibles soluciones:

1-Entrega en zonas con ventana horario ( zonas peatonales, calzadas etc )

2-Creación de carriles multiusos temporales (para transporte público y vehículos autorizados de transporte)

3-La distribución nocturna

El sector del transporte urgente no se ve tan afectado por esta problemática por la tipología de vehículo que utiliza habitualmente, casi siempre furgonetas de pequeño tamaño o furgones de PMA inferior a los 3500 kgs, su mayor problema es la densidad de tráfico que se solapa habitualmente con las franjas de mayor trabajo para un repartidor:

-Entregas Premium ( servicios entregas antes de las 08:30, 10:00h o 12:00 horas ): La densidad de tráfico de quienes se desplazan a sus puestos de trabajo junto con el transporte escolar

-Recogidas : El horario de recogida a los clientes para que sus envíos sean depositados en las bases para su posterior expedición suelen ser por la tarde, cuando el tráfico es de mayor densidad ( salidas de colegios, regreso de quienes han trabajado en jornada continuada, etc ).

Muchas han sido las soluciones que se han presentado para evitar el problema de la ultima milla, yo quiero aportar 3 puntos que pueden aplciar las distintas empresas de transporte de forma directa :

1-Evitar los horarios “punta” : Una distribución mas racional en función del producto y zona distribuida ( entrar en plena ciudad a las 09:00 hora para entregar un paquete cuyo plazo de entrega es de 72 horas por ejemplo )

2-Racionalización del servicio: No todo lo que recibe una agencia de transporte es para ser entregado la mañana siguiente, con un redimensionamiento del servicio muchas agencias podrían reducir sus actuales estructuras.

3-Potencias las “entregas no directas”: Las entregas mediante sistemas alternativos a la que realiza de forma directa un mensajero al destinatario como pueden ser los puntos de conveniencia ( drop points ), consignas etc pueden ser un gran aliado.

En definitiva ser mas racional, práctico y con mayores alternativas puede resultar de gran ayuda, pero queda claro que no eliminará por completo el problema de la ultima milla en el transporte, las instituciones públicas también deben de aplicar las legislaciones vigentes como puede ser la vigilancia de los aparcamientos de vehículos particulares en zonas de carga y descarga por ejemplo, pero me temo que seguiremos hablando de este problema durante bastante tiempo.

Carlos Zubialde – Profesional del sector Transporte y Logística

contacto@informacionlogistica.com

Carlos

Experto en todo lo que tenga que ver con el transporte, la logística y el ecommerce.