La importancia de la homologación de proveedores en el Transporte

Cuando una empresa de transporte es contratada para la realización de un servicio de transporte, esta debe de ofrecer un servicio operacionalmente impecable, con la máxima atención personalizada y también, con la cobertura legal necesaria tanto si utiliza sus propios medios para la realización del servicio como su lo hace por medios de otras empresas colaboradoras. De este modo, el vehículo elegido para la realización del servicio, ya sea propio o contratado, no deberá en modo alguno afectar a la calidad global del mismo en ninguno de los tres aspectos señalados.

La subcontratación de servicios de transporte

Actualmente en una empresa de transporte los medios por los que ofrece un servicio a sus clientes pueden ser realizado por:

-Flota propia

-Empresas colaboradoras habituales o en exclusiva (proveedores)

-Empresas colaboradoras puntuales (proveedores spot)

-Transportistas autónomos que trabajan en exclusiva (proveedores)

Como se puede apreciar, exceptuando la flota propia el resto de las modalidades las podemos denominar como “proveedores”. Empujados por las modificaciones que se hicieron hace unos años en el código penal sobre la responsabilidad de las sociedades, la sensibilización en el sector del transporte para ejercer un mayor control sobre los proveedores es creciente. La homologación de subcontratas y proveedores es además de un requerimiento que no solo afecta en la cuestión legal, sino que ello genera un mayor control sobre la flota NO propia que redunda en la calidad del servicio al cliente.

Cada día es mas habitual que los clientes de las empresas de transporte exijan un protocolo de seguridad donde la homologación de los transportistas es clave. Sectores muy “sensibles” como pueden ser el químico o farmacéutico ya exigen estos protocolos desde hace tiempo, pero ahora se están extendiendo al resto de industrias, no solo por garantizar la calidad de servicio sino también por los aspectos legales que se derivan de la contratación de proveedores de transporte y sus responsabilidades como cargadores.

Los clientes y cargadores que exigen estos protocolos de homologación de proveedores habitualmente no solo buscan el mejor precio del mercado (que si como es normal), sino que ese precio tenga también un equilibrio en la calidad del servicio y cobertura en aspectos legales. Todo eso se logra teniendo un control y homologando a los proveedores de transporte.

Asesorarse para poder homologar a los proveedores

Las grandes compañías de transporte hace varios años iniciaron la homologación y gestión documental de sus proveedores y sus flotas, tanto como si trabajan en exclusiva para ellos como si solo lo hacen de forma puntual (servicios spot o puntuales). Las inversiones en este sentido han sido importantes en las grandes empresas, haciendo de la excelencia de sus sistemas de control documentas un arma mas de calidad de servicio y diferenciación de la competencia.

Pero este camino que han desarrollado las grandes empresas de transporte no esta siendo seguida por las compañías de menor tamaño, muchas veces pensando que son tecnologías y operativas fuera de su alcance, cuando no es así. Existen multitud de plataformas en las que poder apoyarse para la homologación y gestión documental tanto de la flota propia como si a su vez estas empresas de transporte de menor tamaño contratan a otras terceras o autónomos.

Es importante que antes de iniciar un programa de homologación y gestión documental nos pongamos en manos de empresas expertas en este campo, que nos asesoren en los aspectos mas importantes a tener en cuenta y nos “acompañen” en el viaje de elegir y decidir los métodos mas adecuados de homologación en función de las necesidades de cada empresa de transporte.  No es lo mismo la necesidad que puede tener una compañía con 100 proveedores distintos que cada uno tenga una media de 15 vehículos y alta rotación de choferes, que una empresa media que tenga 25 proveedores, y de ellos un porcentaje importante puedan ser choferes autónomos.

Además, una empresa especializada en el acompañamiento de la homologación de proveedores nos ayudará en fases tan críticas como la selección, la rigurosidad que debemos de exigir o la documentación que se tiene que aportar.

En definitiva, toda empresa de transporte sea cual sea su tamaño, debe de realizar una homologación, control y gestión documental de sus proveedores y subcontratados. Disponer de un proveedor homologado y controlado genera un nivel de seguridad que el cliente apreciará como parte de la calidad del servicio que se le ofrece.

Artículo propiedad de Carlos Zubialde

contacto@informacionlogistica.com