La transformación en la distribución de «ultima yarda»

El del Covid19 ha transformado el mundo, desde la forma en como nos relacionamos, nuestras costumbres y acciones sociales, hasta  los hábitos de compra son completamente distintos.

El hábito de compra vía online o ecommerce tiene hoy día una mayor presencia, primero se convirtió en una solución durante el confinamiento, fue una solución cuando existían las restricciones y definitivamente se han asentado como un canal mas de compra, eso si, el de mayor crecimiento.

La consecuencia de ello fue un muy importante aumento del envío de paquetes tanto por por agencias de transporte o por comparadores de agencias de  transporte de mercancías. El sector del transporte en general dio muestras de tener una alta capacidad de adaptarse y asumir esa distribución sin dejar de ofrecer el servicio de los envíos B2B o el de los suministros de bienes de primera necesidad.

Las empresas de transporte y la logística del comercio electrónico se manifestaron el engranaje perfecto para garantizar la continuidad de la economía aun en un escenario tan difícil. El reto para las empresas de mensajería y agencias de transporte fue enorme pero ese gran trabajo hizo aflorar un problema que ya existía, que durante el confinamiento quedo en stand by pero a la vuelta de la “nueva normalidad” afloro con mas fuerza: los problemas de la distribución de ultima milla en las ciudades.

Prime Day se ha hecho esperar - El Blog de Envíos Genei.es

Las quejas de la distribución

El gran aumento de los envíos de paquetes hace que las empresas de mensajería y agencias de transporte necesiten mas flota y personal para realizar su labor de reparto, en definitiva, mas furgonetas y camiones en las ciudades. Esto esta obligando a los ayuntamientos a cambiar o por lo menos a replantearse los proyectos urbanísticos de las ciudades, la “ultima yarda” esta cambiando hacia un modelo mas sostenible en sus medios de reparto pero por otro lado obliga a colocar centros de distribución relativamente cerca de los clientes, no en el centro de las ciudades pero si relativamente cerca. Esta cercanía es necesaria por la tipología de nuevas empresas que están naciendo con el objetivo de dar soporte al reparto de ultima yarda, pero por el contrario presentan una problemática por la limitación de espacio y el ruido que provoca la actividad. Esta es la “nueva” problemática que los ayuntamientos están intentando gestionar.

La aparición de nuevas compañías que focalizan su esfuerzo en la distribución de última yarda, con un concepto de cercanía y sostenibilidad solo soluciona en parte los viejos problemas que tiene la distribución final y que siguen siendo el verdadero reto del comercio electrónico:

1-Las limitaciones urbanas:

La convivencia urbana entre ciudadanos con sus coches particulares, el transporte público y las empresas de distribución cada vez se hace mas difícil. Además de los nuevos problemas de ruidos no podemos olvidar las prohibiciones mas habituales de todas las ciudades:

• Horarios
• Tipos de vehículos
• Pago (peajes)
• Regulación: Planes de movilidad urbana sostenible, carga y descarga, ordenanzas…

2-La entrega fallida en primer intento

Las cifran han mejorado desde los primeros años donde las entregas fallidas en primer intento se situaban entre el 38% y 40%. En la actualidad aun no existiendo cifras muy contrastadas, se da por bueno que la cifra de envíos no entregado en su intento se sitúa entre el 15% y 18% aproximadamente. Tener que añadir otra vez en el circuito de distribución un segundo o tercer viaje supone un alto coste económico y ecológico. Las empresas de mensajeria y agencias de transporte ya han calculado el coste de estos segundo o terceros ciclos de reparto (en informaciónlogistica.com también lo calculamos). El problema no solo es el coste económico sino que la cultura instalada en el comprador de ecommece parece ser que esto no tiene un coste (devoluciones gratis, envíos gratis etc), siendo posiblemente ese el origen desde donde se tiene que trabajar.

3-Los picos de demanda

Los picos de demanda han cambiado en el 2020 su forma mas habitual; hasta la llegada del covid19 los picos de demanda (momentos del año donde existe un aumento muy importante de envíos) se centraban en momentos puntuales como el Black Friday, Ciber Monday o navidades. En la actualidad el pico de demanda esta mas “diluido” en el calendario de las agencias de transporte, lo que supone en la actualidad semanas de mayor volumen pero sin que ello colapse la propia actividad de las empresas de distribución, empresas de mensajeria o agencias de transporte.

El reto sigue siendo por parte de las empresas de ecommerce y de los operadores logísticos y agencias de transporte que el cliente no note ese pico de la demanda y la respuesta al servicio sea igual que el resto del año. En este apartado se están trabajando muchas nuevas líneas como el Big Data o modelos de predicción de demanda que ayudan a las empresas de transporte y logística a dimensionar sus recursos en función de los resultados obtenidos mediante ese desarrollo de Big Data.

4-El aumento del numero de paquetes enviados

Otro aspecto importante es el propio crecimiento del comercio online; es un sector con crecimientos de dos dígitos y las empresas de paquetería, agencias de mensajería y transporte también están creciendo de forma sostenible sus volúmenes de envíos y de negocio. El gran reto consiste en que ese crecimiento de envíos se traduzca en crecimiento de negocio las empresas de transporte y logística, cifras que no están “alineadas” en la actualidad.

Según cifras publicadas, en el año 2019 el volumen de paquetes transportados a nivel mundial fue de 103.000 millones, teniendo una previsión de duplicar esa cifra para el año 2026 con una estimación de 250.000 de paquetes. Si en la actualidad ya existen problemas de colapso en ciudades por la distribución urbana, imaginemos dentro de 5 años con el doble de envíos….

Conclusiones

Los cuatro pilares o “problemas” por desgracia parece que estarán encima de la mesa de forma permanente. No existe una solución única sino la suma de distintas soluciones parciales como:

  • Nuevas tecnologías aplicadas a la entrega (relacionadas con la distribución)
  • Nuevas normas de movilidad urbana
  • Centros de consolidación de mercancía multimarca
  • Distribución multimarca por sectores urbanos
  • Zonas exclusivas de carga/descarga
  • Aplicación de tecnología de Business Inteligence y Big Data para predicción
  • Aplicación de Inteligencia Artificial aplicada a la distribución urbana
  • Potenciación de alternativas de entrega domiciliaria
  • Sostenibilidad en la flota de distribución
  • Distribución parcelada en horarios

Como se puede observar, seguiremos hablando durante mucho tiempo de la distribución de última yarda, pero lo que si queda claro es que esta deberá de ser efectiva y sostenible.

Artículo propiedad de Carlos Zubialde

contacto@informacionlogistica.com