¿Se terminó la estacionalidad para el transporte?

Una demanda estacional es cuando en una cierta época muy limitada de tiempo los clientes muestran mayor interés o necesidad de los productos. La época estival suele ser una de ellas igual que las navidades por lo que tener un plan de previsión para estas llamadas «peack season» es fundamental para el sector del transporte y la logística.

Hasta el año 2010 aproximadamente la demanda para el transporte era básicamente industrial por lo que la estacionalidad la marcaba la industria por un lado en la época del verano y las navidades con los obsequios de las empresas.

La demanda sufría unas importantes variaciones pero casi siempre coincidía con las mismas fechas, el año comenzaba desde un punto bajo para hacer un primer pico hacia semana santa para luego seguir creciendo hasta uno de los meses mas importantes de actividad como era el mes de Julio. Agosto era el mes de menor trabajo en transporte de todo el año para luego comenzar otra ascensión ya desde el mes de septiembre hasta diciembre que era un mes de mucha labor pero concentrada en las semanas anteriores a las fechas navideñas.

¿Hoy día se mantiene la misma estacionalidad?

Claramente podemos decir que la estacionalidad en el transporte dejo de existir como tal a partir del año 2010 aproximadamente. Existen dos principales causas: la crisis y el auge del comercio electrónico.

Antes de la llegada de la crisis la estacionalidad en el transporte era muy definido, tanto que las vacaciones del personal como la suspensión de rutas de enlace o distribución se repetían año tras año hasta que llego la crisis. Aquellos fatídicos años entre el año 2009 y 2015 básicamente cambiaron la planificación de la industria y en consecuencia también la del transporte como sector de servicios.

A partir del 2009 las empresas ya no cerraban en el mes de agosto. Nadie estaba como para decir que no a un trabajo que podía entrar en agosto lo que provocó la casi desaparición de esos cierres de empresas por 2 o 3 semanas siendo sustituidas por personal en guardia que mantenía la actividad aun a un nivel muy bajo pero lo suficiente como para poder dar salida a cualquier petición.

Una vez pasada la crisis la tendencia de no cerrar en agosto se mantiene por lo que la estacionalidad no es tan acusada en verano para el transporte. Los meses de Junio y Julio son de mas actividad pero no del nivel pre-crisis y en agosto la actividad mantiene un porcentaje superior también lo que no permite planificar las vacaciones del personal así como la suspensión de algunos servicios.

 

Y llego el ecommerce

Pero sobre todo el factor que eliminó la estacionalidad en el transporte fue el empuje del comercio electrónico. El ecommerce no cierra nunca, tiene disponibilidad de servicio las 24 horas y los 365 días.

En la misma época de crisis (año 2009 en adelante) como ya hemos comentado varias veces en informacionlogistica.com las empresas de transporte sufrieron una bajada muy importante de sus volúmenes de envíos así como la desaparición de los servicios «premium» que eran los que mayores ingresos les generaba. En esa misma época apareció el comercio electrónico que suponía un volumen de envíos muy importante para poder mantener las estructuras. El objetivo era sobrevivir.

Y el ecommerce tiene sus mayores puntas de ventas precisamente en las épocas de mayor estacionalidad para el transporte como son el verano y la campaña de navidad. Las ventas de comercio electrónico sobre todo en la campaña de navidad además de ser las mas importantes son mucho mas longevas en el tiempo.

La campaña de navidad que antes se centraba en las semanas entre el principio del mes de diciembre y la navidad ahora se alarga mas de 2 meses. Comienza en noviembre con el famoso «Black Friday» para continuar con la campaña de navidad, añadir después la de reyes y alargar todo el mes de enero con las rebajas y las devoluciones. La estacionalidad ha cambiado de tiempo y de grado ya que ahora es el ecommerce el que marca el ritmo en lugar de los envíos B2B aun siendo estos mas del 70% del volumen de envíos que las empresas de transporte gestionan.

Conclusiones

La principal conclusión es que la estacionalidad tal y como la conocíamos ya no existe. Ahora las variaciones y los cambios son provocados por elementos externos (situaciones geopolíticas etc) mas que por la propia actividad. La única estacionalidad que si podemos detectar es la campaña black friday+navidad+rebajas que el comercio electrónico hace.

Y todo este cambio supone un mayor coste estructural y de personal para un sector como el del transporte que trabaja con un margen operativo muy reducido y que viene castigado por los altos costes como el del carburante o la guerra de precios a la baja.

Puede que ahora alguno no se extrañe que ciertas empresas de transporte no quieran envíos de ecommerce….

Artículo propiedad de Carlos Zubialde

[email protected]